viernes, 25 de marzo de 2016

EL ERROR Y EL FRACASO

Se extiende entre los aficionados al uso indiscriminado de palabras como emprendimiento, motivación y coaching el hablar del fracaso como si fuera un gran mérito o un paso por el que debes transcurrir de manera necesaria y obligatoria si tienes un negocio. Cada vez que oigo a uno de estos expertos hablar en tales términos del fracaso y reiterar el uso de tal termino desconecto y los envio a la "lista negra" de vende humos. Quien habla en tales términos del fracaso no ha pasado por el.

No es necesario pasar por el fracaso para aprender ni llegar al éxito. Es un mensaje equivocado. En mi opinión claro está. Pero hay algo de lo que no nos libramos nadie, que es de cometer errores. Y muchas veces esos errores nos llevan a que un proyecto no funcione, a que algo no salga bien, a que tengamos un mal resultado.

Lo importante es ser consciente de eso, que no estamos libres de cometer un error. Lo importante es ser conscientes de cómo tratamos de eludir la responsabilidad nuestra en la comisión del error. Pero lo más importante es que aprendamos del error, que saquemos conclusiones, que veamos porque lo hemos cometido y que tenemos que cambiar. En que debemos mejorar.

Debemos entender los errores y las situaciones que se generan como una oportunidad. Como poco una oportunidad de aprender y de cambiar. Y en la medida de lo posible una oportunidad de mejora, profesional, personal, depende del campo en que se produzca. Incluso a veces de las dos cosas.

Pues el pasado nos influye, y como tal los errores que hayamos cometido pues nos llevan a un punto:  el presente. Y es en el presente donde debemos actuar, reflexionar, analizar, saca esas conclusiones que nos permiten elegir la mejor acción. Y no quedarnos anclados en el pasado, pues si no aprendemos y cambiamos repetiremos el error una y otra vez.

Pasar por el fracaso no significa que alcances ningun éxito por ello si nada has aprendido y nada has cambiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada