lunes, 22 de mayo de 2017

IMPASSE

Me gusta esta palabra y define el periodo en el que había entrado mi vida blogger.

La excusa fácil es la falta de tiempo, que no es mentira. La puesta en marcha del proyecto de nuevo despacho, el diseño y ejecución de la misma y atender el trabajo habitual puede conmigo y desgasta mis ganas de aplicarme a otras cosas.

Pero lo cierto es que cuando se quiere hacer algo se saca el tiempo para ello, así que probablemente las razones de esa falta de alimentación de los blogs sean otras y así mismo mi productividad como articulista había entrado en barrena incluso dejando de escribir para Law and Trends.



El jueves pasado estuve en el primer congreso internacional sobre legal tech y start ups jurídicas y salí con el cerebro totalmente revolucionado, con la sensación de tener un gran producto (espacio pangea) entre las manos y con grandes posibilidades, un diseño de despacho innovador y nuevamente con ganas de jugar y crear en el espacio después de unos meses con la creatividad por los suelos.

Estos días toca recoger las reflexiones tras el congreso, ordenar las ideas ejecutarlas y nuevamente siento las ganas de compartir con vosotros a través del blog.

Nos vemos

martes, 9 de mayo de 2017

PRESENTACION NUEVO DESPACHO

Este jueves toca presentar el despacho "Espacio Pangea Abogados" materializando el proyecto creado durante estos meses e inaugurando una exposición de arte en el mismo. Estais invitados a venir a ver la exposición y estaré encantado de enseñaros personalmente el espacio y explicaros el proyecto.

EXPOSICION “COMO UN TODO”

¿DE DONDE VENIMOS?
ESPACIO PANGEA surge de la confluencia de tres abogados que entendemos que queremos hacer las cosas de una manera distinta sin encerrarnos en los servicios jurídicos y buscando otra relación con los clientes dando espacio a sus emociones y con la comunidad donde radicamos habilitando un local donde se puedan hacer acciones formativas, expositivas, eventos, etc.
¿QUE ES ESPACIO PANGEA?
Utilizamos el concepto ESPACIO porque en nuestro centro no solo se dan servicios jurídicos. La oferta de servicios jurídicos se amplía con otras acciones como Talleres Formativos, Eventos, área de Innovación y Coworking porque entendemos el espacio como un todo dirigido a que pueda ser usado por nuestros clientes de una variedad de perspectivas de satisfacción de sus intereses. Además queremos que a la hora de sentir ese espacio, nuestros clientes lo sientan de una manera colectiva y grupal sintiéndose a la vez agentes y partícipes del mismo.
Queremos que nuestros clientes se sientan parte de una COMUNIDAD con capacidad de decisión y de ser oídos en las decisiones que tomemos y que sientan un espacio acogedor y propio en el que se sientan seguros y acompañados.
Como profesionales queremos que el ESPACIO sea construcción y cambio, huyendo de lo estático que impide la mejora y la evolución. Un ESPACIO que se construye sobre nuestra manera de ser y dar cimentado en la especial unión entre los profesionales del mismo.
LA EXPOSICION: COMO UN TODO
Como un todo surge del proceso creativo de adaptación del local donde está ESPACIO PANGEA a nuestro proyecto y del propio proceso creativo del mismo y de la especial simbiosis con el artista Yendris Patterson durante su ejecución.

Ese proceso se ve reflejado en la exposición del mismo nombre con las obras de Yendris Patterson que pueden ser visitadas hasta el 15 de julio de 10:00 a 13:30 o de 17:00 a 20:00 de lunes a viernes.

EL ARTISTA: YENDRIS PATTERSON
Nacido en isla de la Juventud (Cuba) en 1978, la obra de Patterson, coherente y comprometida con la sociedad que le envuelve. constituye una crónica antropológica evolutiva que el artista va absorbiendo de los distintos contextos que ha habitado, para transformarla en su propia obra, la religión, las ideología, la existencia, la permanencia, el riesgo, el poder y las razas, nutren cada uno de los proyectos en un lenguaje multidisciplinar que discursa desde lo más efímero hasta lo imperecedero. La transformación se ofrece en su obra pues la mayoría de las mismas son creadas desde objetos preexistentes interviniendo sobre los mismos y creando nuevos objetos dentro de una obra multidisciplinar.

Conoce más sobre su obra en su web


miércoles, 19 de abril de 2017

ODISEA EN EL HIPERESPACIO LEXNET

Tras dos días sin poder enviar escritos de trámite por Lexnet, sistema obligatorio para cumplir con los plazos procesales y enormes dificultades para poder descargar las notificaciones, lo cual me está haciendo no dedicar el tiempo que debo a otros menesteres y obligaciones, retrasos en el trabajo y en atender a mis clientes además del estrés añadido por acercarse el fin de plazo sin poder cumplir con enviar el escrito, el canal técnico de Lexnet me da como unica solución que ponga una incidencia así que aquí os copio la incidencia.

Lo cierto es que periodicamente se hacen modificaciones en la aplicación. Cada vez que se hacen hay abogados y procuradores que sufren problemas de acceso, no todos, pero si muchos y no siempre los mismos. Entonces se abre un periodo en el cual cada uno se pelea como puede con el sistema. Quien debería de saber lo que pasa no sabe por qué pasa ni a quien le pasa, te van dando 'soluciones? tipo prueba esto o prueba a lo otro a ver si por casualidad funciona o porque a mengano vete a saber por qué le ha funcionado.

Esto pasa y los sufrimos los abogados de a pie con la complacencia de nuestros representantes, Colegios, Consejo General de la Abogacía y Ministerio de Justicia NO HACEN ABSOLUTAMENTE NADA.

Mientras el abogado de a pie no duerme pensando en si va a poder enviar el escrito o no, se agobia y estresa, se vuelve un informático modificando aquí y allá, sufre y se desespera ante al oprobio de que quien debería velar por nuestro ejercicio, que tengamos los medios adecuados y que no se afecten derechos de los ciudadanos no lo haga.

Mi desesperación y mi queja:

"No puedo enviar escritos de trámite dado que el menu desplegable obligatorio para seleccionar el tipo de escrito no funciona, así como otros menús desplegables. Me está impidiendo enviar escritos cumpliendo con los plazos procesales con los perjuicios que ello puede conllevar en el procedimiento en cuestión.

Además, tengo enormes problemas para descargar las notificaciones por lexnet y para aceptarlas lo que me ha ocasionado ya la reprimenda de algún juzgado por ello.

He probado desde cuatro ordenadores distintos, he seguido todas las indicaciones que me han facilitado los técnicos como volver a instalar los drivers del certificado, cambiar la configuración en internet explorer. Usar otro navegador como mozilla firefox que me da identicos o similares problemas, actualizar java. He comprobado desde la propia aplicación de la web de lexnet si mi ordenador está correctamente configurado y lo está

Es inaceptable trabajar en estas condiciones, que de repente un día funcione y otro no, que no te sepan responder por qué se produce ese problema en tu ordenador, por qué otros compañeros no tienen el problema y otros sí. Que no haya una solución sino chapuzas tipo prueba esto o lo otro porque a fulano le ha funcionado.

Están en juego derechos de los ciudadanos y responsabilidades profesionales

ESTOY HARTO"

jueves, 30 de marzo de 2017

CHISTES DE CARRERO BLANCO: EL FALSO DEBATE

En unos días de especial sensibilización por sentencias condenatorias de tuiteros que han hecho (entre otras cosas) chistes de carrero blanco he tratado este tema desde un perfil técnico en mi blog sobre derecho penal y nuevas tecnologías, así que aconsejo ampliar la lectura de esta entrada con estas otras específicas que dan mayor profundidad y rigor:


En esta sobre la condena del Tribunal Supremo a Strawberry explico la posición del Tribunal Supremo sobre esta cuestión

Y en esta otra entrada hago un pequeño estudio de las sentencias existentes sobre enaltecimiento al terrorismo en internet

Centrada la cuestión técnica vamos a pasar a una cuestión ética (este blog es para eso) y a la alarma social que se está generando. Y a dónde está el verdadero debate oculto que pocos se atreven a apuntar y desde luego no los políticos, que son quienes deben solucionar esta cuestión como indico en la primera de mis entradas que he citado

En primer lugar hay quien enfoca esta cuestión desde una lesión de la libertad de expresión. Error. No tiene nada que ver. La libertad de expresión tiene unos límites, que han sido definidos por el Tribunal Constitucional y por resoluciones de otras instancias internacionales. Y claramente y dificilmente discutible, uno de dichos límites es en abstracto lesionar el honor y la dignidad, sobre todo de aquellas personas o situaciones que entendemos especialmente protegidas. Nuestra sociedad entendió, que se debía proteger especialmente la dignidad de las víctimas del terrorismo y de ahí surge en el año 2000 (en un determinado contexto) el delito por el que son condenados quienes hacen chistes sobre Carrero Blanco. Luego en definitiva, hablar de lesión de la libertad de expresión no tiene sentido. Prohibir ofender (a cualquiera) no lesiona la libertad de expresión. Otra cosa es que esa prohibición sea delito, recientemente se han despenalizado las injurias dejando solo las graves.



Sentado lo anterior, llegamos al núcleo de la cuestión, la consideración de víctima del terrorismo. A Carrero Blanco lo mató ETA y si aplicamos la sencilla ecuación Carrero es una víctima de ETA. Y en el caso de Carrero Blanco se suscita por tanto una controversia digamos moral o ética fruto de la profunda hipocresía de la sociedad española (probablemente de otras muchas, pero esta es la que conozco). ¿debemos ver igual la acción de eliminar a figuras históricas reprochables? ¿Si (no voy a hacer un auto efecto godwin) un tirano homicida y asesino es objeto de un magnicidio, estamos ante otro asesino o ante un heroe? No damos socialmente respuestas unívocas sino sesgadas, un mismo acto podemos considerarlo moralmente correcto y justificado y no justificado según nuestros sesgos. En el fondo todos están de acuerdo con Maquiavelo con lo de que el fin justifica los medios, cuando el fin coincide con el que consideran correcto, pero pocos afirmamos y defendemos esta cuestión en público. El discurso socialmente correcto es negar lo positivo de la violencia y criminalizar a quien diga algo parecido.

Me estoy dispersando. Vuelvo a la cuestión. Si los chistes se hicieran sobre otra víctima del terrorismo (recuerdo especialmente a los niños muertos en el atentado a la Casa Cuartel de Zaragoza) nos repugnaría en mayor medida que lo que nos repugna (a mi nada) los chistes de Carrero Blanco. Incluso los mayores indignados con estas condenas y que hablan de libertad de expresión obvian que Carrero no fue la única víctima de ese atentado y por lo visto esas personas ya ni existen ni son consideradas, son un mal menor. Los mismos que pondrán el grito en el cielo ante muertes de civiles inocentes en países en conflicto actualmente, dependiendo de quien lance el misil claro.

Y es que en un sentir mayoritario, hay unas acciones correctas y justificadas moralmente que se realizaron por ETA durante el franquismo frente a las realizadas después de la muerte de Franco, y lo que nos indigna socialmente de estas condenas es que se proteja la memoria de una pieza esencial del régimen franquista.

Ese y no otro es el debate. No el de la pretendida defensa de la libertad de expresion. Un ejercicio colectivo de enorme hipocresía social. 

Que ya hay narices de estar haciendo chistecitos sobre algo pasado hace 40 años, en vez de dar la cara por cuestiones más actuales. Y ya hay narices de meter a gente en prisión por chistes.

sábado, 18 de marzo de 2017

AMPLIACION DEL PLAZO DE SUSPENSION DEL LANZAMIENTO EN EJECUCIONES HIPOTECARIAS

El gobierno de Mariano Rajoy sigue con su desmedida (e inconstitucional) afición a gobernar mediante decreto ley. Hoy sábado 18 de marzo tenemos una buena noticia para los deudores hipotecarios. Como explicaba en esta entrada del blog (es un tema del que suelo informar en el blog) por Real Decreto Ley 27/12 posteriormente validado por la ley 1/13 se establecieron unas medidas de protección de los deudores hipotecarios (insuficientes, todo hay que decirlo). La más importante de ella es la posibilidad de que cumpliendo unos requisitos el deudor pueda pedir la suspensión del lanzamiento, algo que se puede realizar hasta el mismo momento del lanzamiento de la vivienda, es decir, incluso con posterioridad de la subasta y adjudicación de la vivienda al banco ejecutante u otra persona o entidad. En esa norma se establecía un plazo de duración de esta suspensión de dos años desde la fecha de entrada en vigor de esa norma, es decir hasta el 15 de mayo de 2015. El 15 de mayo de 2015 persistía esta grave problemática social y dicho límite fue modificado por el Decreto Ley 1/15 introduciendo la modificación en el artículo 1 de la ley 1/13 por la cual se ampliaba por dos años más dicho límite es decir hasta el 15 de mayo de 2017.

Muchos nos temíamos que llegada esta fecha se acabaría esta situación. Bien, por Real Decreto Ley 5/17 se amplia dicho plazo de suspensión hasta el 2020.

Por otra parte se faculta al ejecutado que esté en dicha situación de suspensión a poder solicitar y obtener un arrendamiento de la vivienda en las condiciones que se recogen en el citado Real Decreto. La redacción de la norma es defectuosa, como es habitual con este gobierno, y puede generar confusión. Así si bien en el artículo 1 parece entenderse que puede pedirse en cualquier momento de dicho plazo de suspensión (hasta el 2010), la lectura del nuevo artículo 4 precisa que hay un plazo de seis meses para pedirlo que se computará:

- para aquellos que ya tienen dicha suspensión, desde la entrada en vigor del Decreto Ley (que como nos acostumbra la deficiente práctica legislativa de este gobierno, es desde el domingo 19 de marzo, al día siguiente de la publicación en el BOE hoy sábado)

- para el resto, desde que se acuerde la suspensión

Respecto a la renta, el modo de cálculo es confuso nuevamente al hablar por un lado del 3% anual del valor de la vivienda en el momento del remate y a su vez hablar de tasación aportada por el ejecutado. Nos llevará a controversias.

El texto literal del Real Decreto habla de "el alquiler de la misma por una renta anual máxima del 3 por cien de su valor al tiempo de la aprobación del remate, determinado según tasación, aportada por el ejecutado y certificada por un tasador homologado de conformidad con lo previsto en la Ley 2/1981, de 25 de marzo de Regulación del Mercado Hipotecario"

El hecho de que se introduzca la novedad de la posibilidad del alquiler debe entenderse necesariamente como que no va a haber más prórrogas, y cada deudor hipotecario deberá valorar la posibilidad de asegurarse un contrato de alquiler que le estabilizara en el uso de la que fue su vivienda habitual.

domingo, 26 de febrero de 2017

JURISTISMO

Me permito la licencia de inventarme esta palabra y concepto, el "juristismo". Si el machismo según la RAE sería la "actitud de prepotencia de los varones sobre las mujeres" el juristismo sería lo mismo, pero de los juristas (con estudios de Derecho) sobre los legos.

Esta semana el juristismo en redes sociales ha sido especialmente atroz. Se veía venir con el anuncio de la notificación de la sentencia del caso Noos y el calentamiento previo a dicha publicidad que ya se efectuaba por jurististas en redes sociales. Estaba claro que en aspectos concretos de la misma, es decir si se condenaba o no a Urdangarín y a su esposa Cristina de Borbón la polémica estaba servida, se hiciera lo que se hiciera. No era un caso mediático más, era probablemente EL CASO MEDIATICO con mayúsculas, Siempre iba a quedar alguien descontento y crítico con la sentencia.

Y efectivamente la absolución de la infanta generó olas de indignación, y ante esta ola de indignación surgió otra ola, menor en intensidad por su menor número de integrantes pero nutrida porcentualmente por la mayoría de las cuentas de juristas en redes sociales. Así sistemáticamente todo jurista que se preciara debía manifestar públicamente su desagrado ante las críticas del populacho. ¿Cómo osaban criticar una sentencia sin haberla leido? exclamaban al unísono paradójicamente esos mismos abogados que generalmente no leen con atención las propias sentencias o resoluciones judiciales que afectan a sus clientes, o las leen de cruzado y en diagonal. 

Las redes sociales no dejan de ser la nueva High School así que cual recién llegado a Beverly Hills buscando el favor de Brandon y Brenda, todo jurista debía imitar las conductas del resto de la manada y buscando la mirada complaciente de las cuentas más populares y con un poco de suerte una mención o un RT, golpear su pecho muy fuerte y echarse ceniza por la cabeza, mientras se lamentaba muy ostensiblemente del hecho de que personas desconocedoras del derecho pudieran manifestar su decepción y su sentir ante una resolución judicial.

Los mismos que plagan sus resoluciones judiciales de latinajos, aforismos o que tienen una técnica de redacción que obliga a leer el mismo párrafo (algún párrafo tiene una extensión de varias páginas) miles de veces para entender algo; que utilizan un lenguaje incomprensible, lleno de expresiones propias del gremio medieval (el lenguaje oscuro de los gremios era deliberadamente cerrado para no ser entendido por el no pertenciente al gremio) o con circunloquios desesperantes (recuerden la excena de "Una noche en la Opera" de los hermanos Marx en que van abreviado el contrato de las partes contratantes de la primera parte ...); es decir, quienes levantan un muro de incomprensión alrededor del derecho se quejan amargamente de que el resto no tiene conocimientos jurídicos y no entienden..

Muchos de ellos cruzaron la linea entre la comprensible queja ante la concreta barbaridad técnica jurídica y el clasismo, pues clasismo es ofenderse porque la gente opine sobre un tema sin tú a la par explicar o divulgar el conocimiento que evite el error, obviando que existe la libertad de expresión y de opinión (otra cosa es que esta sea correcta o equivocada). Y muchos demostraron vivir en la torre de marfil (término que utilizaba mi especialmente incomprensible profesor de Derecho Internacional Privado) del Derecho, que es no entender que hay materias jurísicas que afectan a los sentimientos y las sensaciones de los ciudadanos, el caso Noos lo era especialmente, y los buenos juristas han de atender a esos efectos emocionales colectivos que genera la aplicación del Derecho.


Artículo originariamente publicado en la columna de Alfredo Herranz en Law and Trends

domingo, 19 de febrero de 2017

LA REFORMA DE LAS COSTAS

Desde hace años he defendido que el sistema de costas procesales debe ser revisado, me parece un sistema mejorable. Cuando he reflexionado sobre el tema me he dado cuenta que es un examen que debe hacerse con moderación y profundo análisis para realizar la más óptima mejora del mismo dado que es necesario conciliar diferentes objetivos para evitar repercursiones sobre la tutela judicial efectiva. Así, no puede desincentivarse la litigación pero si penalizar de algún modo a quien obliga a litigar. 

En mi opinión algunos de los efectos nocivos se generan de los propios criterios orientativos para determinación de costas procesales, que son "hijos no reconocidos" de los ineficaces (por fuera de mercado) criterios orientativos que se llevó por delante Competencia y que sigue (naturalmente por esa relación de consanguinidad) teniendo como punto de mira en su actual versión de criterios para fijar costas. Ya fui crítico en su día cuando se modificó hace pocos años el sistema en la jurisdicción contencioso administrativa que ha visto su particular "solución" con la moderación de costas por parte de los jueces o como de una manera positiva (en mi opinión) mi colegio de abogados modificó y redujo sensiblemente los criterios de costas en las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual también hace pocos años cuando percibiamos el drama de los desahucios como punto álgido en lo más duro de la crisis económica.

La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española ha anunciado un plan estratégico de la abogacía donde se recoge la modificación del sistema de costas para eliminar el sistema actual. Esto ha generado una notable controversia y enfado en muchos abogados si atendemos al sentir generalizado que he percibido en redes sociales. Ya sabemos que las redes sociales no lo son todo ni son representativas pero son un cauce de comunicación y de expresar sentimientos y sensaciones que por parte de la Abogacía institucional o no se entiende o se ignora, alternativas que no se cuales me parecen más graves. También he visto voces a favor, las menos, pero también. Esto indica la necesidad de un debate al respecto.

En relación al enfado no ha ayudado el momento (peor momento no se ha podido elegir cuando se avecinan muchas demandas de consumidores) ni la forma (por total y absoluta sorpresa para el colectivo).

Es normal que el colectivo cogido por sorpresa se inquiete (sin darse cuenta de otros elementos del plan estratégico que les afectan del mismo modo) pues afecta a sus propias estrategias de despacho (aunque muchos despachos no cuenten con estrategia) y afecta a su negocio. Máxime cuando hay modelos de despacho que de pocos años a esta parte sustentan su negocio sobre el régimen de costas.

Ya tenemos dos motivos para el debate, uno la sensibilidad del tema, dos el relacionado con el modelo de negocio. Aspectos emocionales y racionales. Los dos generarían en un sistema representativo y democrático la necesidad de abrir un modelo de debate y participación que recoja esas sensibilidades e ideas. Entre todos se construye mejor. Es la inteligencia colectiva que algunos llevamos años trabajando y defendiendo.

Frente a ello el oscurantismo. He preguntado públicamente donde se puede acceder a ese plan estratégico y no ha habido respuesta. Me propongo pedirlo de otros modos y animo a todo abogado a que así lo haga. Es tan sencillo como colgar un enlace en la web. Si ante algo que preocupa se levanta la muralla de la ocultación, es normal que las sensibilidades se afecten.

Me pareció percibir en redes sociales que la lectura institucional que se hace es equivocada, pensando que hay campañas orquestadas o motivaciones políticas o de otro tipo. Ya he vivido estas situaciones antes y se a lo que conducen, a nada positivo para el colectivo, enfrentamientos y discusiones. La información, la apertura y a la transparencia son buenos productos para generar tranquilidad, entendimiento y construcción positiva en algo que nos afecta no solo a los profesionales, sino también a los ciudadanos.

Calmemos los ánimos y generemos ese debate y escucha colectiva.


Entrada originariamente publicada en La columna de Alfredo Herranz en Law and trends

sábado, 18 de febrero de 2017

CASO NOOS: ABSOLUCION INFANTA CRISTINA

La pretensión de esta entrada es dar una explicación divulgativa que no razonada sobre la absolución de la infanta Cristina. No contiene por tanto un profundo análisis jurídico de la sentencia ni de las argumentaciones de la misma. Está dirigida esencialmente a personas sin conocimientos de derecho penal.

Principiaré haciendo lo mismo que hago con mis clientes, explicarles que el procedimiento penal tiene dos fases esenciales (hay alguna más pero bueno). Así está la fase de instrucción que es donde se produce la investigación de los hechos. En el caso Noos todos conocemos al juez instructor, el juez Castro. Una vez finalizada la investigación procede acudir a la segunda fase, la fase de enjuiciamiento como tal o juicio oral (lo que la mayoría de los mortales que ha visto películas y series de abogados identifica con un juicio). Acudirán como acusados quienes las acusaciones determinen, y sobre esto el lector también andará con conocimiento de las discusiones procesales que se produjeron sobre si la infanta debía ir al juicio como acusada o no, y la sorprendente (para mi) posición del fiscal Horrach.

Las magistradas que han juzgado a la infanta y resto de los acusados, deben primero tener claro a resultas del juicio y de la prueba practicada en el mismo cuales son los hechos ocurridos y la participación de cada acusado en cada uno de ellos. Después, determinar mediante la aplicación de la norma penal si esos hechos son o no son delito, y si la participación de cada acusado es o no merecedora conforme a lo establecido en el código penal de una pena. Después individualizar la pena.

La absolución de la infanta se debe en este caso a que las integrantes del Tribunal han entendido que no hay prueba suficiente de la participación de la infanta Cristina en los hechos delictivos y que las pruebas testificales practicadas lo que arrojan es precisamente la negación de la participación de la infanta. Quedaría en todo caso su presencia como socia en la sociedad mercantil Aizoon así como las evidencias de disposición en su beneficio y el de su familia de dinero de provenencia ilícita. El Tribunal entiende que no tuvo intervención relevante.

Y es que para poder ser condenado penalmente no basta con pasar por allí, por un determinado sitio o estar presente. O más bien no debería. Así entienden que su participación no es relevante y estaba ausente de la acción delictiva. También digo que se trata de un terreno donde la linea entre lo no punible y lo punible es difusa y más de uno he visto acabar condenado a prisión por un mero estar donde no debía estar o donde se lío parda (permitaseme la expresión).

Lo cierto es que en el tipo de delitos enjuiciados y cuando intervienen sociedades mercantiles, los investigados tienen más posibilidades de salir absueltos porque probar esa participación o deslindar las irregularidades de lo que es delito a veces no es fácil, porque es difícil encontrar suficientes elementos de prueba o como digo la linea entre lo ilícito penal o el ilícito civil no es lo suficientemente clara.



En el derecho penal debe operar el principio de in dubio pro reo y en esos casos absolver, aunque la sentencia expresa firmemente que no ha habido prueba que permita acreditar su participación. El juez Castro lo ha resumido perfectamente al decir que para la Audiencia, la infanta Cristina era una mujer florero. Para ser justos deberíamos ser más precisos, y decir que considera que ha sido una mujer florero en relación a estas andanzas de su señor esposo Urdangarín en lo bueno, veremos ahora en lo malo.

Al ser absuelta no ha de cumplir pena alguna y por lo tanto no paga ninguna multa, como equivocadamente ha informado algún "periodista". Pero sí que entiende la Audiencia que la infanta Cristina es responsable civil de los delitos cometidos por su esposo, vía artículo 122 del Código Penal y en la sentencia se recoge una suficiente y breve (para la extensión de la sentencia) explicación de lo que supone este artículo y en definitiva se da el caso de que, en este caso, un consorte se aproveche de los efectos del delito sin tener conocimiento de la existencia del mismo y no obligarlo a reparar el delito supondría legitimar una situación injusta, de ahí que cabe la extensión de la reparación del daño generado por el delito a quienes no son condenados como autores del mismo. 

"El que por título lucrativo hubiere participado de los efectos de un delito, está obligado a la restitución de la cosa o al resarcimiento del daño hasta la cuantía de su participación."



Mucha gente no ha entendido la sentencia absolutoria para la infanta Cristina, y se trata de un conflicto de controversia entre lo que es la realidad judicial en sentencia (que he intentado explicar más arriba) y el convencimiento individual en relación a si verdaderamente una persona en la que hemos gastado mucho dinero público en formarla y con un puesto directivo de responsabilidad en una entidad bancaria no tenía conocimiento alguno de lo que hacía su marido, vamos, que Urdangarín no le contaba lo que estaba haciendo o dejando de hacer con su socio Torres utilizando como puerta de entrada su matrimonio y vínculo con la Casa Real. Para muchos, y para mi personalmente, el convencimiento lógico me indica que es poco probable que la infanta Cristina fuera ignorante en tal grado. Posible, sí. probable no. 

Frente a esto, la consideración de la sentencia de la ausencia de la necesaria prueba, pues para condenar lo que se precisa es prueba y no conjeturas o probabilidades (aunque más de un fallo judicial ha partido de conjeturas).

Como colofón a lo anterior, quiero decir que el hecho de condenar al consorte de una infanta y un presidente de Comunidad Autónoma  (entre otros) me parece histórico, sobre todo con penas que acarrearán prisión. Y aunque, nuevamente en mi opinión. me parece injusta la comparativa con como se sancionan determinadas conductas frente a la delincuencia de cuello blanco, mucho más perjudicial y con penas menos gravosas, sí que debemos congratularnos por el hecho de que haya una sentencia condenatoria, aunque a mi no me gusta que nadie entre en prisión. Ni siquiera Urdangarín.



Nota jocosa.- Mi cerebro me traicionaba mandando escribir el nombre Elena cuando debía escribir Cristina, una y otra vez. Será la asimilación a la infanta ignorante que es como parece que se ha considerado a la misma.

lunes, 13 de febrero de 2017

OFENSIVA CONTRA LOS ABOGADOS

Creo que puedo decir, sin parecer un paranoico, que los abogados como colectivo estamos sufriendo una importante ofensiva en estos días.

Si empezamos con algún artículo insultante y denigrante contra el colectivo, que fue posteriormente ratificado en la tribuna del Congreso por la diputada del PSOE y portavoz de justicia Margarita Robles que defendía un decreto ley que lesiona el derecho del consumo como si viniera a salvar a los afectados de clausula suelo de los abogados que les iban a desplumar, en estos días tras una sentencia del TJUE y una consulta vinculante en la que se determina que a partir de ahora la justicia gratuita devengará IVA, la Agencia Tributaria se descuelga en su web con que dicho IVA se repercurtirá al solicitante del turno de oficio. Ahí estamos, en vez de como procede, es decir repercutir a quien paga el servicio que no es otro que la Administración, pretenden que lo pague el beneficiario de la justicia gratuita. Algo tremendamente disuasorio en algunos supuestos que se puedan implantar ahora (vaya, que casualidad, justo cuando estamos en el tema de las cláusulas suelo) pero aparte, de imposible cumplimiento para habituales usuarios del turno como son las personas en exclusión social.

Ian Fleming, creador de James Bond escribió en Goldfinger una de sus aventuras que "una vez es casualidad, dos veces es coincidencia, la tercera vez es una acción enemiga". Estamos en la tercera vez, así que hay una acción enemiga contra los abogados. Cuando somos atacados tenemos que planificar una buena defensa, y para ello debemos estar unidos y contar con buenos estrategas.

Sin embargo, parece que nada de eso pasa, Los abogados son un colectivo que siempre ha estado desunido y pasivo, indolente, como si lo que ocurre no fuera con ellos.

Y por otra parte donde se supone que están esos estrategas, en el Consejo General de la Abogacía, nada se oye ni ninguna instrucción se recibe. Así, a la primera vez (la casualidad) se reaccionó con un comunicado probablemente desmedido e incluso salió el Ministro de Justicia afeando el mismo.

En la segunda vez (coincidencia) se mandó una no suficientemente fuerte carta a Margarita Robles que fue respondida por esta en dos párrafos, en un mero acuse de recibo en el que no solo no se disculpaba sino que por tanto, se mantenía en sus trece. Encima se le dieron sumisas gracias a pesar de que la diputada no rebló en su pensamiento ofensivo.

Estamos en la tercera vez (una acción enemiga) en la cual se ha emitido un informe jurídico sobre el tema del IVA cuya calidad no discuto, pero que poco uso preventivo tiene. Imaginense a esos soldados en un puesto avanzado que son atacados por fuerzas que les superan en número y que piden apoyo aéreo y refuerzos y se les responde con que tienen toda la razón del mundo en estar ahí y que buena suerte.

Si eso es todo lo que se da en este momento, compañeros, SALVESE QUIEN PUEDA


Entrada originariamente publicada en La Tribuna de Alfredo Herranz en Law and Trends

domingo, 5 de febrero de 2017

ABOGADOS DE PRESTIGIO

Próximamente se celebrarán elecciones para cubrir vacantes en el Consejo General de la Abogacía Española dentro de lo que su estatuto define como que "habrán de ser abogados de reconocido prestigio". Así que me puse a pensar en que será eso de abogados de reconocido prestigio. Cosas que tiene uno.

El sistema de elección da pocas pistas al respecto o muchas, según como se mire, dado que en la propia información circulada por el Consejo se indica que la documentación a aportar por los candidatos es certificar ser ejerciente, en qué colegio y no estar en causa de inadmisibilidad general sin pedir nada más y luego ya entre los presentados, los consejeros (decanos y otros cargos institucionales) votarán. Con lo que parece que no hay nada parecido ni similar a una valoración de méritos ni es necesario acreditar los mismos. El festival parece claro, una fiesta privada en la que no te puedes colar como en la canción de Mecano.

Seguía por tanto con mi duda. ¿que es un abogado de prestigio? Mi deformación profesional me llevó a analizar bien la norma y auto recordarme que no sólo se exige tener prestigio sino que el mismo sea reconocido. ¿Reconocido por quien? En el caso del CGAE por el puñado de 80 votantes. Esto me hizo recordar lo peligroso de confundir prestigio con conocimiento y no reconocimiento. Si ya el reconocimiento segmentado es peligroso, parece extenderse en estos últimos años la confusión entre ser un buen profesional y ser un profesional conocido. Para ser justos debo precisar que realmente esta confusión no es nueva, pero sí que últimamente anda muy acentuada y llevada al extremo con la proliferación del uso de las redes sociales como un sistema de búsqueda de reconocimiento.

Así vemos como las redes sociales se usan para el autobombo más extremo en busca de notoriedad, presencia y "reconocimiento" entendido como ser conocido por muchos pero no por contenido, creación jurídica o hechos relevantes. En una carrera que busca ser el más nombrado, el más fotografiado o el que aparece en más sitios muy similar a los dibujos de los autos locos que veía de niño (licencia de viejuno) parece ser necesario correr ligero de equipaje. Más madera que dirían los hermanos Marx.

Andaba dandole vueltas como digo y con la duda en cuestión sin resolver mientras me resistía a irme a la cama cuando el sábado por la noche veo como un grupo de immigration lawyers de USA se fueron para el aeropuerto dispuestos a hacer todo lo posible por combatir los inmediatos efectos de la #MuslimBan de Trump (una decisión por la cual nacionales de varios países han visto prohibida la entrada en USA por el mero hecho de haber nacido en dichos países, incluyendo a residentes greeen card). Esos abogados dejaron lo que estaban haciendo, se fueron a trabajar en beneficio de quien lo necesitara por "el alma el abuelo" (expresión que me gusta más que la pedante pro bono), se unieron, juntaron esfuerzos e hicieron todo lo que se les ocurrió para ayudar a los afectados llegando a conseguir una suspensión cautelar de una norma que entendían inconstitucional y contra los derechos humanos.

Y mientras veía lo que estaban haciendo y me sentía orgulloso de compartir profesión con ellos, todas mis dudas previas se disiparon. Y tuve claro lo que es un abogado de prestigio.


Artículo originariamente publicado en La columna de Alfredo Herranz en Law and Trends

viernes, 3 de febrero de 2017

DELITOS LEVES: ENTRE LA RISA Y EL LLANTO

Ayer tuve que hacer un favor a una amiga y sustituirla en un juicio. Se trataba de un juicio inmediato de delitos leves, lo que antes era un juicio de faltas. Hacía mucho tiempo que no hacía un juicio así, tanto que ni recuerdo cuando hice el último. Para quien no sepa de lo que hablo, aquellas infracciones delictivas de muy poca importancia son reconducidas por lo que ahora se llaman delitos leves, y sus juicios tienen muy poco formalismo y son bastante caoticos. Para los viejunos como yo igual recuerdan una serie que se llamaba juzgado de guardia. Con diferencias, es bastante aproximado. son unos juicios además especialmente aborrecidos (en general aunque supongo que habrá excepciones) por los jueces y fiscales que han de intervenir en ellos.

El juicio en el que tenía que intervenir tenía poca complejidad jurídica pero bastante más social, por decirlo de algún modo. Una persona trata de hurtar en un supermercado, es parada a la salida y se estaba llevando comida por valor de 10 euros. Incluso se puso a llorar al ser interceptado. Lo social creo que no hace falta que lo explique, a lo anterior añadamos más de 60 años, cierto desequilibrio detectado cuando hablé con él, habilidades sociales reducidas y comida de primera necesidad la que trataba de hurtar.

Un cuadro.

A pesar de ese carácter de poca importancia, los juicios por delitos leves comparten con los de los mayores una rara puntualidad, así que tocó un largo rato de espera. En esos momentos me gusta meterme a ver este tipo de juicios, pues siempre me han dado momentos muy divertidos, suelen ser riñas de vecinos, denuncias rocambolescas y personas con comportamientos poco adecuados (como tutear al juez). Suele haber momentos jugosos.

Así que ahí estaba pasando el rato, los juicios no me defraudaron y tuve que contenerme la risa en diversas ocasiones: una condenada in voce que tras ello pidió perdón por lo hecho a todos los asistentes y a toda España (sic); otra acusada que se acomodaba el micrófono como si estuviera en un talent show dispuesto a dar lo mejor ante Risto Mejide: la misma acusada que entre sollozos declara su amor al denunciante para con cierta bipolaridad ponerse seria al contestar la siguiente pregunta; y lo chocante de que la fiscal solicite la condena de la penitente del HAMOR porque literalmente el denunciante no le había dado ningún pie (suficiente condena llevaba ya la pobre encima) pidiendo una cuantiosa multa (y siendo condenada a la misma).

Pero mientras veía el lado cómico de las situaciones algo luchaba también dentro de mi. Veía como pasaban constantemente personas con evidentes trastornos, inadaptados, hurtos de productos de necesidad y no podía olvidar la trágica situación de quien me tocaba defender, a quien conseguí una reducidisima multa de 45 euros pero que ni siquiera iba a ser capaz de pagar esa cantidad y se le iban a convertir en 7 días de prisión.

Y sentía que algo no funcionaba bien en todo ese sistema, bien por el tipo de aspectos que eran enjuiciados. como lo que sentí cuando el vigilante de seguridad enumeraba los objetos que había hurtado mi defendido (queso, carne, embutido y especias); el poco sentido (o un sentido que yo no encontraba en ese momento) de que un hurto de 10 euros tenga que ser enjuiciado así y todo el coste que supone para la Administración de Justicia, el preguntarme por qué esas empresas de seguridad o supermercados denunciaban este tipo de cosas y no se limitaban a recuperar lo hurtado (supongo que hartas de continuos hurtos); las características comunes que se evidenciaban en todos los acusados que pasaban unos tras otros; y como digo esa sensación de justicia de picadillo.

Y aún me dura mientras escribo esto esa sensación de que hay algo desajustado en todo esto. Que algo no funciona.

martes, 31 de enero de 2017

MARGARITA ROBLES: VAYASE A LA MIERDA

Parafraseando a un diputado mucho más digno que usted.

Muchos estamos hartos de diputados cobardes y bastardos que son incapaces de decir las cosas claras y engañan a la gente. Así, hoy, como portavoz del PSOE que ha ayudado como cooperador necesario a sacar adelante y convalidar un decreto-ley que perjudica a los consumidores en la reclamación de las cláusulas suelo (como explico en esta entrada) y que posteriormente ha impedido una tramitación parlamentaria de la norma que posibilitara las necesarias enmiendas que muchos entendemos imprescindibles, ha alcanzado niveles estratosféricos y dificilmente superables de indecencia moral al justificar un comportamiento (el suyo) que solo protege a una parte (la Banca) culpando y faltando al respeto a los abogados, diciendo que quienes denunciamos los males de dicha norma lo que queremos es desplumar a los afectados.

Así que voy a limitarme a recoger unos hechos para el debido conocimiento de quien quiera saberlos:

- si estamos en la situación actual es porque muchos abogados asesoraron debidamente (no como otros) a consumidores que en sus préstamos hipotecarios tenían y tienen cláusulas abusivas y con profesionalidad y técnica plantearon juicios y los ganaron.

- el Tribunal Supremo dictó una sentencia vergonzosa que cargandose siglos de derecho civil limitaba los efectos de la nulidad de las mismas y perjudicaba a los ciudadanos favoreciendo a la Banca.

- A pesar de eso, muchos abogados donde muchos otros se hubieran rendido siguieron peleando contra esa situación y contra la injusticia de dicha sentencia. Gracias a eso, y a jueces valientes, se acabó planteando una cuestión prejudicial ante el TJUE

- en el trámite de dicha cuestión prejudicial, el abogado del Estado que representa al Estado Español defendió la citada sentencia del Tribunal Supremo, defendió los intereses de la Banca y no los de un colectivo mucho más numeroso y débil: los ciudadanos.

- el TJUE echó por tierra la citada sentencia del Tribunal Supremo. Ahora solo se trataba de que la Banca cumpliera

- políticos que dicen defender los intereses de los ciudadanos, sacan adelante un decreto-ley que es un balón de oxígeno para la Banca y favorece el no cumplimiento íntegro.


Si los ciudadanos han llegado a la tesitura de poder recuperar lo indebidamente pagado, no ha sido gracias al gobierno, ni al tribunal Supremo ni a políticos que mienten como su partido que llegó a publicar tuits mintiendo diciendo que gracias a ellos los bancos pagarían las costas del  juicio si pierden (algo que lleva en la ley procesal al menos desde 1881 (que se dice pronto) ni gracias a Susana Díaz que el otro día se puso tal mérito.



Ha sido (entre otros) gracias a los abogados que usted ha insultado hoy. Abogados que mañana trabajarán con más ahínco en defensa de los derechos (de todos) y en contra de la desigualdad y de quienes la generan (lugar donde esta usted) y que probablemente también estarán muy de acuerdo conmigo cuando la mando ...

A LA MIERDA

domingo, 29 de enero de 2017

SISTEMAS DE PARTICIPACION EN LA ABOGACIA

Esta semana pasada como tantos abogados, recibí un formulario encuesta por parte de Red Abogacía, perteneciente al Consejo General de la Abogacía Española. Es una encuesta al parecer dirigida a todos los colegiados de España para opinar sobre la posibilidad de crear una plataforma de comunicación con las Compañías de Seguros para poder dejar constancia fehaciente de las comunicaciones con las mismas, en particular de la petición de oferta motivada ante un siniestro.

Tras el fracaso de lexnet abogacía y la dilapidación de una importante cantidad de dinero en dicha plataforma (aún no se nos ha informado a los abogados de cuanto dinero se gastó, ya no podemos hablar de inversión, ni creo que nos lo digan nunca) está bien que se pregunte si quiera de manera parcial por una iniciativa de estas características que ya no está costando dinero (desde el momento en que se están dedicando recursos a la misma). Digo que es una forma de participación parcial pues en mi opinión faltan dos elementos importantes para poder opinar con criterio: uno, la relevancia de la encuesta (es vinculante, consultiva, qué participación se considera mínima para sacar datos concluyentes de la misma); dos: qué  presupuesto de inversión se plantea.

Debo hacer valoraciones similares a cuando veo como se impulsan de unos años a esta parte sistemas de participación ciudadana en ayuntamientos y otras entidades. Es cierto que es un cambio de modelo de relacióm entidad-ciudadano y que defiendo desde hace años que cada vez hay más ciudadanos que demandan más espacios de participación. Pero en mi opinión hay dos elementos claves para que estos sistemas funcionen: información y representatividad. Representatividad indica que habremos que definir un número mínimo de intervinientes para poder entender dichos procesos como verdaderamente participativos. Entre otras muchas cuestiones.

La cuenta de twitter de CGAE y la de su actual presidenta Victoria Ortega han lanzado un par de "perlas" en los últimos días. La primera felicitar "en nombre de la abogacía" el nuevo procedimiento de reclamación de cláusulas suelo cuando la generalidad de abogados que han estudiado el mismo y en particular los especialistas en consumo han lanzado fuertes críticas y han mostrado su desagrado. La segunda "perla" que ya ha asomado la patita otros días ha sido hablar de superar el sistema de partidos judiciales, algo que desagrada mucho a muchos abogados ejercientes en los mismos. En ambos casos se trasladan las reflexiones en ejercicio de una representatividad legal, pero contrasta abiertamente con la opinión de los directamente representados.

Quizás sea el momento (las herramientas tecnológicas existen) de articular sistemas de verdadera participación donde se puedan pulsar las opiniones de los abogados ante determinados temas controvertidos. Pero es necesario definir bien los mismos, definir qué temas son los que pueden ser objeto de dicha participación, dotar de la información adecuada y sobre todo medir qué opiniones son vinculantes o en qué grado.

¿Tienen nuestros representantes esa visión? ¿Estariamos los abogados a la altura de dicha oportunidad de participación? ¿Veremos escenarios alternativos colaborativos?



Artículo originalmente publicado en Law and Trends en la columna de Alfredo Herranz

domingo, 22 de enero de 2017

LOS ABOGADOS TAMBIEN MIENTEN

Un interesante y bien redactado artículo de un excelente escritor trata con gran delicadeza la profesión de los abogados en el periódico el Mundo este domingo y todos los abogados manfiestan en tuiter su agradecimiento por la visión que de ellos se ofrece en el mismo. El "artículo" expresa que  todos los abogados mienten, así que como soy abogado apliquese esta premisa a lo anteriormente expresado.

Tras la ironía inicial dejemos la premisa a un lado. La verdad es que el colectivo se ha enfadado, probablemente en demasía. Si hasta se ha emitido un comunicado por parte del CGAE. Les sugiero que se guarden un borrador-plantilla. Si cada vez que alguien dice en público una generalidad como tal en relación a nuestra profesión tenemos que andar con estas historias, por lo menos economicemos tiempo que no nos sobra (¿van a mandar el comunicado cada vez que emitan la película "Mentiroso Compulsivo"?). Y no olvidemos lo que es un efecto Streisand (si no lo sabes deberías saberlo y tienes una bonita explicación en la wikipedia) e igual con tanta indignación lo que se ha conseguido es más visitas de las que hubiera tenido al artículo, al medio que lo publica y por lo tanto ingresos publicitarios.

Pero no quería hablar de esto. Quería decir que sí, que si que hay abogados que mienten. Que hay abogados absolutamente desconsiderados con sus propios compañeros de profesión, así que imaginense si no tienen respeto por sus compañeros de trabajo, por sus socios o contrarios, el respeto que pueden tener por clientes contrarios e incluso propios. 

Que también hay abogados desleales en el proceso y que su actuar se aleja mucho de lo que colectivamente se entendería por justicia, y que son actores esenciales de desenlaces inapropiados e inmorales, cuando no colaboradores activos de los mismos, y que no tienen el más mínimo problema en proponer pruebas falsas en un juicio y no vale decir que desconoces que el testigo que estás proponiendo miente cuando has sido tú mismo el que le has preparado la declaración que falta a la verdad (recuerdo  como reia una jueza cuando le pregunté en el ascensor de un juzgado ¿pero alguien dice la verdad en un juicio?)

Y es que todas estas cosas calan y pesan, y cuando se tiene una mala concepción de una profesión esto ocurre al menos por dos cosas. La primera, porque hay ovejas negras en la misma. Y desde luego no estoy generalizando, pero todos los que trabajamos en esto lo sabemos, y cuando has leido esto te han venido a la mente un puñado de perniciosos abogados que conoces con nombre y apellidos. La segunda, que hay que hacer campañas de comunicación que expresen y hagan llegar a la sociedad lo positivo de nuestra profesión. Y estos dos aspectos le competen esencialmente a la denominada abogacía institucional. Y aprovecho para decir que en estos dos aspectos, en mi opinión, no se está haciendo bien el trabajo debido.

Y es que es bueno recordar lo mucho que los abogados aportamos a la sociedad, pues detrás de cada derecho conquistado hay entre otros un abogado sin el cual no se hubiera conseguido; pero me desagrada que antes situaciones y críticas salga un colectivo ofendido rozando la sobreactuación y nada de autocrítica.

Trabajemos más en el día a día por depurar las malas prácticas y esos que alimentan los prejuicios sobre nuestra profesión, comuniquemos eficientemente lo que aportamos en positivo a la sociedad y dejemonos de dramas impostados.


Entrada publicada originalmente en la Tribuna de Alfredo Herranz en Law and Trends

sábado, 21 de enero de 2017

CLAUSULAS SUELO: ¿QUE HACER? EXPLICACION DEL PROCEDIMIENTO

Hoy ha sido publicado en el BOE el decreto ley 1/17 que regula el procedimiento especial para la devolución de los importes pagados de más por existencia de cláusulas suelo. Hace dos días en este blog analicé el borrador que circulaba del mismo. Efectivamente el borrador tiene el mismo contenido que el decreto ley con lo cual puedes leer esta entrada donde hago un análisis del texto que ahora es legal. Aquí voy a sintentizar algunas ideas desde un punto de vista práctico y entendible para el consumidor.

RESUMEN DEL ANALISIS EFECTUADO 

El resumen del análiis del texto es que para este viaje no hacían falta esas alfojras, se pone a la zorra (banca) al cuidado del gallinero y que mucho ruido y pocas nueces. ¿Por qué mucho ruido y pocas nueces?

* porque el procedimiento no aporta nada nuevo que de otro modo no existiera ya. Es decir, que hasta ahora era práctica habitual el presentar una reclamación previa al Banco. Que ahora el Banco sigue sin tener obligación de contestar. Con lo cual al no existir obligación alguna para el incumplidor (ya explicaba en esta otra entrada 10 ideas de cómo debería ser el sistema para que funcionara).
* Es el banco quien hace el cálculo de lo que entiende que ha de devolverse, si entiende que ha de devolver algo (ya ha habido bancos que anuncian que no lo van a hacer). El consumidor no tiene la capacidad de saber si esa oferta es correcta o no es correcta

SINTESIS DEL PROCEDIMIENTO

- presentar una reclamación (en unos días colgaré un modelo de uso abierto)
- el banco puede responder o no. Si lo hace debe informar de los cálculos del importe que entiende que ha de devolver, diferenciando la cantidad que sea por intereses.
- si el consumidor está de acuerdo, deberá devolver el dinero en efectivo
- el banco puede proponer medidas distintas al pago en efectivo para compensar el dinero pagado de más
- el procedimiento tiene un plazo máximo de tres meses
- durante el mismo no puede iniciarse una acción judicial de reclamación
- el procedimiento es voluntario, puede interponer directamente una demanda ante los juzgados sin pasar por el mismo.

VALORACION DEL DECRETO LEY DESDE LA PERSPECTIVA DEL CONSUMIDOR

El Decreto en sí es, y voy a ponerlo en puntos para que se entienda claramente:

* una tomadura de pelo para el consumidor
* no evita que el consumidor tenga que estar asesorado externamente pues no tiene conocimientos suficientes para saber si la oferta que le hace el Banco (si se la hace) es correcta
* ayuda  a la banca y no al consumidor, pues incentiva que la banca haga una oferta a la baja y que esta sea aceptada sin ir a juicio
* no aclara ni resuelve qué ocurre en casos controvertidos, como si se reclaman otras cláusulas abusivas (gastos) o con personas que fueron objeto de una ejecución hipotecaria
* Deja abierta la puerta a entidades bancarias para defender que no tienen que devolver el dinero de las cláusulas suelo
* Su verdadero objetivo es evitar quebranto a la banca modificando el sistema de pago de los gastos en los procedimientos judiciales (costas) solo para estos supuestos y tratar la regulación fiscal de la devolución que se produzca.

En resumen, es un procedimiento que atiende a intereses de la Banca y del Estado. No del consumidor. ¿Quien en su sano juicio puede ver este decreto como positivo salvo los dos mencionados? Esto obliga a que el consumidor extreme las cautelas.

CONSEJOS

* asesorese con un profesional
* pida presupuesto del asesoramiento tanto para el asesoramiento, en el procedimiento y una posible demanda. Y haga un análisis coste - beneficio. En mi despacho vamos a desarrollar un sistema coste - beneficio dirigido a que le salga más económico interpoenr una reclamación judicial, que no seguir este procedimiento dirigido a favorecer a la banca.
* la decisión de qué hacer siempre es suya
* recuerde en todo momento que va a tener enfrente (Banco) alguien que ya le engañó en su día. ¿Por qué no va a aprovechar para volverlo a engañar si el procedimiento no establece ninguna prevención para que esto suceda ni ninguna "sanción" para el banco si esto pasa?


Finalmente el tema de las costas procesales exige un análisis más en detalle como digo desde la perspectiva del coste - beneficio que explicaré en otra entrada

INFORMACION COMPLEMENTARIA

Para cualquier aclaración al respecto pueden enviar un mail a alfredoherranzasin@gmail.com con el asunto CLAUSULAS SUELO



jueves, 19 de enero de 2017

A VUELTAS CON LA DEVOLUCION DE CLAUSULAS SUELO

Hace una semana escribí esta entrada cuando se anunciaba la intención del gobierno de sacar un decreto ley con un procedimiento especial para la devolución de las cláusulas suelo. La información existente en ese momento hacía esperar un decreto distinto al borrador que se empezó a difundir ayer miércoles y que podría ser el contenido del que se quiere aprobar mañana viernes, anunciado con el visto bueno de PSOE y Ciudadanos. Debemos ser cautos al respecto hasta que no exista un texto legal definitivo, pero nuevamente aprovecho para hacer valoraciones sobre el mismo. El borrador puedes verlo en este enlace.

En primer lugar expresaré que no veo razón para que se realice un decreto-ley siguiendo la doctrina del Tribunal Constitucional sobre la materia dado que en mi opinión no existen razones de urgente necesidad que motiven que se acoja al citado procedimiento de decreto-ley (durante la primera legislatura del gobierno Rajoy el Tribunal Contsitucional ya se pronunció sobre el abuso por dicho gobierno del uso del decreto ley). Lo único que puede ocurrir mientras se tramita la norma por vía ordinaria es que se interpongan procedimientos judiciales que de por sí no son ningún mal y que dado el actual mal funcionamiento de la justicia no serán resueltas antes de la entrada en vigor de la norma en cuestión. De hecho el propio decreto abre la posibilidad de suspender los procedimientos ya iniciados para que puedan acogerse a ese procedimiento.

El citado decreto dejará fuera del procedimiento toda cuestión relacionada con cláusulas abusivas que no sea cláusula suelo. Como el objetivo de esta entrada es divulgativa no entraré en la explicación jurídica de la cuestión, dejandolo para otra entrada al ser un tema de cierta complejidad.

El procedimiento lo será solo para préstamos con garantía hipotecaria y sólo cuando estemos ante un consumidor.

Se configura como un sistema de reclamación previa voluntaria previa a una reclamación judicial. Es decir, que el consumidor deberá reclamar. Si bien se establece la obligación de que el banco informe al consumidor de la existencia del procedimiento. Tal y como parece en el borrador podrá bastar con una exigua carta dirigida por el banco a todo cliente y no solo al afectado de cláusula suelo con una información personalizada. es decir, esto es distinto de lo que se ha informado en algunos sitios como que el banco deberá mandar una información personalizada e incluso indicando la cantidad a devolver. Repito, con el texto del borrador enlazado bastará con una carta genérica que simplemente indique que si consideras que eres un afectado puedes reclamar.

Recibida la reclamación entonces el banco sí que debe contestar indicando la el cálculo de la cantidad a devolver incluyendo los intereses. Esto en palabras sencillas viene a ser poner a la zorra al cuidado del gallinero, con lo cual el consumidor deberá contar con un necesario asesoramiento externo de un especialista.

La entidad bancaria puede entender no estar obligada a la devolución de cantidad alguna. Y puede entenderlo porque hay entidades que entienden que no todas las cláusulas suelo son abusivas. Esto lo explicaré en otra entrada una vez se apruebe el decreto definitivo.

En resumen hasta ahora, se obliga al banco de informar de un procedimiento de devolución de cláusulas suelo, pero la verdad es que ¿queda algún consumidor que todavía no se haya enterado de la controversia sobre las cláusulas suelo?, pero bueno, no está mal que nos garanticemos esto. Pero, ¿como controlamos que los bancos han informado A TODOS los posibles afectados? Es cierto que se establece una comisión de seguimiento, pero ya veremos la operatividiad de la misma. Sigamos, el procedimiento es obligatorio para el consumidor pero puede conllevar una respuesta negativa por la entidad. Entonces, ¿de qué sirve un procedimiento así? Es más, actualmente la práctica ya indicaba la conveniencia de presentar una petición al banco previa a la interposición de la demanda y de esta manera asegurar la condena en costas de la entidad en caso de que una vez presentada la demanda el banco se allanara (reconociera que el demandante tiene razón).

De momento siguiendo con expresiones coloquiales, para este viaje no hacían falta tantas alfojras

En el plazo de tres meses habrá de resolverse el procedimiento bien por contestación negativa del banco, bien por no contestación del banco (y se entenderá terminado) bien por acuerdo y devolución del dinero o porque el consumidor no esté de acuerdo con lo ofrecido.

Respecto a las costas procesales en el caso de interponer demanda, es decir, quien paga los gastos de abogado, se establece un régimen especial. Debo adelantar que es sorprendente que un decreto ley que establece un procedimiento obligatorio previo entre a regular estos aspectos siendo el único motivo razonable de que algo así suceda favorecer a la banca incentivando al consumidor a que acepte la propuesta del banco, desincentivando la reclamación judicial porque como indico más adelante, no es un procedimiento de negociación. Bien, volviendo al tema de las costas, si la sentencia no da más de la oferta del banco (sobre la cláusula suelo) el consumidor paga a su abogado (al suyo, recordemos que si la sentencia no da la razón sobre la devolución en sí, no sobre la cantidad, pagará también al abogado del banco). En el caso de interponer demanda sin pasar por el procedimiento y el banco reconoce lo reclamado no hay costas, si no reconoce totalmente la cantidad reclamada, lo mismo que he indicado anteriormente, habrá que estar a si la sentencia reconoce plenamente lo pedido por el consumidor.

Reiteremos otra idea. No es un procedimiento de negociación. Es un procedimiento en el cual el banco presenta una propuesta (si la presenta) y el consumidor la acepta o rechaza. No se obliga a establecer un escenario de negociación. 

Los bancos deberán crear un sistema específico de información y atención de las reclamaciones de cláusulas suelo. Mientras no lo creen no empezará a computar el plazo de tres meses para resolver las reclamaciones, pero como mucho este plazo puede retrasarse un mes. Explicado de otro modo, si entra en vigor el sábado 21 de enero y un banco no crea el servicio a partir del 21 de febrero empezarán a computarse los tres meses para las reclamaciones presentadas entre el 21 de enero y el 21 de febrero. Para las presentadas después del 21 de febrero tres meses desde que se presenten.

El banco podrá ofertar no pagar en efectivo y hacerlo de otro modo informando debidamente. Nuevamente de manera incorrecta se vuelve a asociar ser informado con redactar de propia mano (forma manuscrita) por el consumidor la aceptación de tal oferta.

Nuevo resumen, al tratarse de un procedimiento voluntario y que ya de algún modo presentar una previa petición a la entidad bancaria ya era una práctica habitual antes de interponer la demanda, no aporta absolutamente nada al consumidor dado que el banco puede ni siquiera contestar en el plazo de los seis meses. Es decir que lo único nuevo que incorpora es:

* obligar al banco a mandar una carta informativa del procedimiento a sus clientes y crear un departamento específico para esta cuestión.
* regular las costas en las reclamaciones judiciales
* aspectos fiscales.

Otras cuestiones:

* ¿qué ocurre con los préstamos ya "muertos"? El texto habla de que la banca ha de informar a quien tuviera (en pasado) cláusulas suelo, no a quien tenga (presente), Ha de interpretarse que también pueden reclamar si bien sobre esta cuestión realizaré un análisis jurídico más preciso en otra entrada.
* El procedimiento no satisface los intereses del consumidor de un procedimiento neutral, con un cálculo objetivo y no de parte del banco y que le evite costes de asesoramiento


En resumen, mucho ruido y pocas nueces

domingo, 15 de enero de 2017

DEBATES JURIDICOS EN TUITER: EL ESCANDALO SALAS CARCELLER

Con retraso después de unas minivaciones tras un duro fin de año apuntalando un nuevo despacho, el tema en esta columna era de fácil elección. Y eso que precisamente por esas minivacaciones, con el factor añadido de haber roto la pantalla del smartphone en el primer día de ellas, he estado bastante out de lo que se ha cocido en las redes sociales. Aún así los ecos de la polvareda del affaire Salas Carceller llegaron hasta mi oído. No era difícil, pues parece que el "escándalo" todavía dura.

Siendo esta una publicación por internet entiendo que todo lector sabe de lo que estoy hablando. Por si acaso haré un pequeño resumen. Un magistrado del Tribunal Supremo, Salas Carceller, tuitea discrepando del tratamiento penal de la violencia de género. Esta cuestión se hace mediática interviniendo medios de comunicación y sufriendo el ¿linchamiento? en redes sociales por haber manifestado dicha opinión discrepante.

Visto por tanto desde la distancia en todos los sentidos, tanto temporal como de ausencia de las redes sociales, y siendo esta columna de opinión, me gustaría verter mis reflexiones personales.

* Curiosamente ha existido un encendido debate sobre la ausencia de debate en redes sociales, sin tener en cuenta que precisamente las redes sociales (teniendo en cuenta que cada una tiene sus diferencias) no son el lugar más apropiado para el debate o éste ha de ajustarse a las limitaciones de las mismas. Probablemente temas como el de la violencia de género, no sean los temas más adecuados para el medio en que se produjo (twitter).

* Aparte de las limitaciones propias de cada una de las redes sociales, son minoritarios los usuarios que las usan como enriquecimiento, jurídico en nuestro caso particular. Es importante que si eres usuario de las redes sociales y quieras ese enriquecimiento cribes con que quien te relacionas. Mucha gente lo que le importa es más la apariencia que el contenido y precisamente por importarles la apariencia nunca darán su brazo a torcer ni tendrán formalmente un debate pues entenderán que aceptar la posición de otro es un descrédito de como aparecen en la red social. Esto ayuda poco a los debates constructivos, nunca mostrarán dudas, nunca cambiarán de opinión, nunca reconocerán que otro lleva razón. Es  más, reaccionarán negativamente y de manera agresiva ante quienes les señalen educadamente un error o discrepen de lo que expresen.

* El derecho no ha de apartarse de la realidad social y nos lo recuerda el propio Código Civil. Considero constructivo para un jurista el ver las opiniones de no juristas. El problema es (y me parece un serio problema) cuando determinados aspectos se convierten en dogmas de fe donde no cabe la discrepancia. Hoy mismo he leído en tuiter a una periodista (en relación a este tema) hablar de "opinión no discutible". ¿Cómo no va a ser discutible una opinión? ¿en qué mundo vivimos? Soy absolutamente contrario a la pena de muerte y considero que es una cuestión contraria a los derechos humanos pero entiendo (aunque evidentemente no comparto) a quien la defiende. Cambiese el concepto pena de muerte por el que se quiera.

* Siempre he dicho que somos muy hipócritas con determinadas expresiones, así todo el mundo manifiesta ser tolerante y apedrea al que se define como intolerante, hasta que alguien expresa una opinión contraria a la suya. Paradójicamente quienes defendemos que no cabe tolerancia en relación a determinados planteamientos somos más tolerantes que quienes van de hipertolerantes por la vida. Pero siendo así, y existiendo opiniones que no me merecen el mas mínimo respeto, sí que tengo el máximo respeto por la libertad de expresión y este respeto ha de exigirse en el intercambio y contraposición de opiniones. Esto no ha sucedido en este caso, y me parece también preocupante.

* Destacar el hecho de cómo unas opiniones vertidas en twitter han generado tal nivel de difusión pública siendo noticia en diversos medios de comunicación y motivo de comentario por destacados políticos. Evidencia la necesidad de ser conscientes de la repercusión de lo publicado en internet y de como puede afectarnos. Aunque siempre he defendido que no debe entenderse como un problema el "mojarse" en determinados temas, sí que debemos ser conscientes de las repercusiones de nuestras opiniones.

* Siempre he entendido el Derecho como algo vivo, en crecimiento y construcción precisamente desde el debate y la discrepancia, la contraposición de opiniones contradictorias que mejoran las interpretaciones y la aplicación del mismo. ¿Como puede haber juristas que no vean algo así? ¿Cómo puede ser que en terrenos jurídicos se tenga miedo a expresar opiniones contrarias a la impuesta y dominante porque se van a producir linchamientos como el realizado? No comparto las opiniones concretas de Salas Carceller pero más de 10 años en un servicio de asistencia a las víctimas de violencia de género me hacen ser crítico con aspectos de la Ley integral (y muchos de los que trabajan día a día en los juzgados de violencia sobre la mujer son coincidentes con las mismas). Expresar críticas que llevarían a mejoras legislativas y beneficio para las víctimas conduciría a la lapidación. Esto es un grave problema.

* Creo que el factor multiplicador de la difusión recae especialmente en la condición de magistrado del Tribunal Supremo y que sin esta condición no hubiera habido la repercusión existente. Seguimos sorprendiendonos por el hecho de que los jueces tengan opinión y me sorprende negativamente el que no veamos a las redes sociales y éstas como una herramienta de expresión de los mismos como algo positivo. En mi blog escribí hace precisamente tres años sobre lo positivo de que las mismas sean usadas por jueces y que estos puedan opinar. Por lo visto hemos ido a peor en estos tres años, claro que lo que parece es que nuestra vara de medir sobre la conveniencia de opinar es si la opinión coincide con la nuestra.

* Como última reflexión ver como muchos que no han dudado en hacer lo mismo (linchar colectivamente en redes sociales por expresar opiniones distintas a las propias) ahora se escandalizan porque se haya linchado al magistrado. Querría pensar que es que se han dado cuenta de lo inapropiado de su comportamiento y no lo van a hacer más, pero sé que no es así. Quienes alzan la voz pidiendo respeto para la discrepancia, no dudarán en no tener ese respeto en la próxima discrepancia en que se vean inmersos.


Podría seguir mucho más pero haría excesivamente extensa la entrada y el lector no acabaría de leerlo. Algo muy propio de las redes. Así como el comportamiento en manada, la cobardía de la distancia cibernética y el reforzamiento agresivo grupal. Ojalá esto sirviera para que al menos el colectivo de juristas (público de esta entrada) reflexione sobre su uso de las redes sociales.


Artículo originalmente publicado en la Tribuna de Alfredo Herranz en Law and Trends

viernes, 13 de enero de 2017

ABOGADOS A CORTO PLAZO

Comparto una reflexión que estos días hacía con @asanrubio abogado de Zaragoza, con el que no comparto área de trabajo profesional. Hay diferentes modelos de abogados y quizás el abogado mayoritario es cortoplacista. Un cliente viene con un problema a su despacho y piensa en como encontrar una solución a ese problema, sin valorar los efectos que las decisiones que se toman tienen a largo plazo. De este modo se impone la urgencia y en ocasiones la táctica (cuando hay urgencias no hay ni táctica muchas veces) frente a la estrategia. Y luego pueden venir otros problemas.

La reflexión venía en una conversación sobre el mundo del compliance, una nueva burbuja jurídica en mi opinión, precisamente porque pocos profesionales van a acabar de entender que esa área profesional, como tantas otras, exigen un cambio de modelo de abogado, un abogado presente en toda la "vida" del cliente y proyectandose tanto hacia el pasado y el futuro, además del presente. Pero esto no es específico de este área de trabajo, sino exportable a muchas otras.

La visión a corto plazo incrementa el riesgo de que el abogado se abandone a la urgencia frente a la planificación, a que se centre y obceque en resolver las cuestiones más urgentes frente a las más importantes o a las más necesarias y que esto haga que la atención se focalice de tal modo que pierda no solo la perspectiva de conjunto sino también la del propio asunto, si constantemente ha de estar prestando atención a lo urgente. Lo resuelto ayer se olvidará y no volverá ante nosotros ante una nueva urgencia que probablemente se podía haber evitado con planificación.

En todo esto juega un factor esencial el tiempo y la organización, como elementos indisolubles. Pero también como indico una manera distinta de concebir el trabajo del abogado. Ya no se tratará de trabajar en el despacho como en un hospital de campaña tras cada batalla.

Precisamente esa idea de permanencia con el cliente, de trabajar a largo plazo, de tener la capacidad de anticipar el desarrollo del cliente y de las circunstancias que pueden producirse y de este modo tomar decisiones estrategicas, es la que impulsa el nuevo proyecto profesional que ya está operativo en Zaragoza.

Espacio Pangea, porque los despachos de abogados tienen que ser más que un despacho de abogados tal y como los conocemos hasta ahora. Y de ahí esa idea de Espacio, como espacio compartido con el cliente y espacio de encuentro con el mismo.

jueves, 12 de enero de 2017

LAS ENTRADAS MAS VISITADAS DE 2016

Recopilo las entradas más visitadas de 2016, que en sus cuatro primeros puestos han sido coincidentes en la temática

1. En primer lugar y con un importante número de visitas, esta entrada titulada "turno de cansancio" en la que reflexiono sobre como la desidia de quienes deben defender los derechos de los abogados del turno de oficio generan un notable cansancio en quienes prestan efectivamente el servicio, en particular, en mi.

2. También con notable número de visitas esta entrada en la que critico el como se cierra Lexnet Abogacia

3. La tercera entrada más visitada también tiene que ver con Lexnet y habla de sus sinsentidos

4. En cuarto lugar un listado de situaciones que también son el turno de oficio 

5. Por último una historia con un enfoque muy personal, la historia de Mamadou y Laura


Las temáticas más visitadas, dado que son entradas que se viralizaron tienen que ver con Lexnet y con el Turno de Oficio, temas muy relacionados con la profesión de abogado durante el año 2016 y que generaron importantes descontentos y enfados en el colectivo.

Veremos si ocurre lo mismo durante el año 2017

miércoles, 11 de enero de 2017

CUANDO LEXNET TE COMPLICA EL EJERCICIO PROFESIONAL

La entrada también se podía haber titulado "como lexnet te jode la vida" o como se nota que quienes se erigen en nuestros representantes profesionales no pisan un juzgado o no pegan ni chapa en sus despachos.

Y es que poco sentido tiene incorporar avances tecnológicos a nuestra profesión si el resultado es que se incrementan las dificultades y nos generan complicaciones en vez de facilitarnos el trabajo. Y todo ello tiene que ver con la gran chapuza que es Lexnet y tiene todavía más que ver con tener unos órganos representativos indolentes y genuflexos que en vez de exigir un sistema que funcione aplauden con las orejas un sistema plagado de fallos y que genera inseguridad jurídica y riesgos de responsabilidad profesional, y además como voy a explicar afectan a derechos de los ciudadanos.

Enfada tener que recordar a quienes se supone que representan nuestros intereses que si bien la abogacía es una profesión de 24 horas al día y 7 días a la semana, los abogados no solo necesitamos descansar de vez en cuando, sino que el resto de horas que no descansamos, no las pasamos delante del ordenador y que nuestra profesión nos exige un multitud de tareas. De este modo, si lexnet funcionara sin fallos y en el momento en que decidieras enviar un escrito el mismo se enviara sin ningún tipo de problemas, no estaría escribiendo esta entrada. El problema es que muchas veces por mucho que quieras planificar, no agotar plazos, o no ir apurando, la realidad se impone y hay urgencias. Y que cuando estas en una de esas urgencias dependes vitalmente de que lexnet no tenga ninguna incidencia o funcione sin problemas, y a veces eso no pasa.

Ayer mismo vi como le pasó a una compañera, con una petición de medida cautelarísima para intentar evitar la expulsión exprés de un extranjero. De meses a esta parte la policía se centra en expulsiones exprés aquellas que son ejecutadas en menos de 72 horas, esto les permite no pasar al detenido a disposición judicial y tener que solicitar el internamiento en CIE. La única posibilidad de parar esta expulsión es con un medida cautelarísima en un procedimiento contencioso administrativo. Para ello, la demanda ha de interponerse por la mañana, al menos en Zaragoza antes de las 15:00 (y evidentemente es mejor no apurar el mismo) para que un juez de lo contencioso pueda acordar en el mismo día, por la tarde no están, así que el plazo de 72 horas entre que se comunica la detención, la familia reacciona aporta la documentación y que el vuelo (la expulsión se suele realizar en avión) no tiene porque esperar esas 72 horas se convierte en tener que presentar la demanda urgentemente.

Como digo fui testigo de como pasaban los minutos con un sucesivo error tras otro de lexnet que impedía el envío hasta que se pasaron las 15:00 horas con el estrés de que la expulsión era a la mañana siguiente. En este caso, como no puede dejarse sin tutela judicial efectiva a un ciudadano, entra en acción el juzgado de instrucción de guardia (penal) y tuvo que presentarse la petición ante el mismo para que resolviera por urgencia por la tarde.

Dirá el lector que donde está el perjuicio, pues esencialmente en que el órgano judicial con conocimientos en la materia en cuestión es el contencioso y no el penal, y que además los juzgados de instrucción suelen tener un sesgo (por su propia materia) que en poco beneficia al ciudadano que está ante ellos.

Y todo esto como digo, por un inadecuado funcionamiento de un sistema que no debería estar en funcionamiento mientras no funcionara correctamente.

Lo que mas me enfada de estas situaciones que vivimos en la práctica es que para nuestros representantes todo esto da igual, Nos han colado una chapuza de dimensiones de plaga bíblica, que como digo afecta a nuestro ejercicio profesional, nos genera situaciones de estrés, nos hace malgastar uno de nuestros activos más preciados que es el tiempo, nos pone en riesgo de responsabilidad profesional (casualmente, he dicho casualmente, las primas de seguros de responsabilidad civil han crecido de manera importante tras la entrada de la aplicación de lexnet, pero es mera casualidad, ¿he dicho casualidad?) y todo esto le da absolutamente igual a quienes deberían defender nuestros intereses profesionales.

Pedir que haya un sistema de comunicación telemática, una justicia digital e informatizada, pero que funcione SIN FALLOS y que mientras esto no exista no debería estar operativo ¿es tanto pedir?

Pedir que nuestros representantes sean conocedores del ejercicio profesional de la práctica totalidad de los abogados ejercientes de este país ¿es tanto pedir?