jueves, 10 de noviembre de 2011

LIBERTAD DE EXPRESION VESUS CENSURA

Me apasiona twitter. Lo reconozco. En él puedo encontrar lo mejor y lo peor. Grandes dosis de ingenio y humor a la par de pateticos intentos de ser gracioso. Pero lo más apreciable sin duda, es la libertad que se respira, la variedad, la universalidad, un lugar donde se encuentran todo tipo de sensibilidades y usuarios. Vivo, dinamico, mutable. Variopinto.


¿Y qué me encuentro hoy? La censura. Hoy es TT en España #freenaniano, un hashtag en respuesta a una clara censura, la ocurrida con la cuenta @nanianorajoy que al parecer (creo que no la leí nunca) parodiaba al politico del partido popular y candidato a la presidencia Mariano Rajoy que tambien tiene una cuenta en twitter @marianorajoy con la aberrante conducta, a mi juicio, de que siendo una cuenta personal, es gestionada por otros.


Reviso las normas de uso de twitter, y la más cercana al suceso sería esta:


Suplantación de personalidad: El usuario no podrá suplantar la personalidad de otros a través de los servicios de Twitter de manera que realmente confunda o engañe a otros, o intente hacerlo.


Sin embargo, como se puede observar no se estaba produciendo ninguna suplantación, de una manera que realmente confudiera o engañara a nadie. El nombre de la cuenta era distinto y algun tweet que he podido leer en diarios que informan sobre esta censura, es claramente el ejercicio de una parodia o sátira política.


Me resulta notablemente sorprendente que existiendo una consolidada jurisprudencia en relación a las injurias, y el denominado "animus iocandi", es decir, que lo dicho en broma o con ánimo de hacer broma no es injurioso, y por tanto es permitido, ver esta censura. Me resulta todavía más chocante cuando la misma jurisprudencia extiende la capacidad de opinar sobre una persona señalando que a pesar de que el derecho a a la libertad de expresión no es absoluto, sí que incluye el derecho a la crítica inofensiva e indiferente y también la crítica que pueda molestar, inquietar y disgustar, es decir, que la crítica también se puede llevar a cabo mediante expresiones hirientes o molestas, como dice la Sentencia del Tribunal Constitucional de 28 de febrero de 2005, de 5 de mayo de 2000 o de 8 de junio de 1992, así como la Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de 7 de diciembre de 1976 o la de 8 de julio de 1986.


Pero aun más, los mismos tribunales señalan todavía un límite más amplio en la crítica o información realizada sobre los politicos, hasta extremos a mi juicio excesivos. Y no es dificil recordar como se "puede" decir que un expresidente es la máxima autoridad de un grupo terrorista, sin que se exija la acreditación de la veracidad de este tipo u otras manifestaciones. En resumen, de un politico, un "periodista" puede decir prácticamente lo que quiera. Por aberrante que sea.


Viendo dichos amplisimos límites, todavía sorprende más la acción contra la cuenta @nanianorajoy, que ni había ejercido, al parecer, tal critica feroz, ni imputado hechos atroces, limitandose a publicar tweets con ironía, más o menos molesta, según se la haya tomado el politico en cuestión.


Y no puedo dejar de preguntarme: ¿que ha pasado aqui? ¿por qué? ¿es algo puntual o twitter va a dejar de ser como lo hemos conocido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada