domingo, 22 de noviembre de 2015

DECIDE JUSTICIA

Escribo esta entrada mientras vuelvo de Madrid tras un fin de semana intenso. El viernes se realizó un encuentro de activistas entendiendo por ello personas implicadas y comprometidas por mejorar la justicia. Un encuentro abierto con abogados de todo tipo y de todas partes del estado, con responsabilidades institucionales y sin ellas, con jueces y magistrados de diversas asociaciones y no asociados, con los que ahora se llaman letrados de la administración de justicia, con funcionarios, periodistas y todo tipo de profesiones y ocupaciones. Quien no estuvo representado fue porque no pudo o no quiso, dado que se trataba de un espacio abierto donde concurrieran todas esas personas que sin protagonismos ni intereses hacen un elogioso esfuerzo por mejorar como entienden (faltaría más que alguien que no hace nada venga a decirles como han de hacer las cosas) la administración de justicia.

El encuentro sirvió para hablar de situaciones que ya sabíamos pero que no debemos olvidar, como la falta de medios en Justicia o la necesidad de avanzar en un modelo que garantice la independencia judicial. Sirvió para darnos cuenta de la union de esos colectivos en la búsqueda de intereses comunes. Para tender puentes y animarnos a seguir trabajando juntos.

En la parte que a mi me toca incidí en la importancia de ser conscientes de lo que somos como activistas de la conocida y reconocida brigada tuitera. En llevar a gala nuestros éxitos y nuestras acciones. En recordar que es lo que nos define y nos ha convertido en un modelo de movimiento ciudadano. En prestar atención a los riesgos que pueden poner en peligro lo que hacemos. Y en recordar que más allá de nuestro funcionamiento en enjambre lo que nos hace fuertes es el grupo.



Me siento orgulloso, feliz y contento de pertenecer a este grupo que como dice Jose Muelas, sin dinero, solo con nuestro esfuerzo personal hemos conseguido grandes acciones. Ese esfuerzo desinteresado se demostró en todos los que acudieron el viernes, motivados por esa pertenencia al grupo, algunos de ellos desplazándose a Madrid solo para eso. Hay cosas que se demuestran con hechos y no con tuits. Y el viernes se demostraron muchas cosas: compromiso, ganas de seguir cargando, pertenencia a un grupo y sobre todo a destacar de los asistentes la inmensa calidad humana de los mismos. 

Fue un día especial como activistas. Sentirnos reconocidos y valorados por importantes asociaciones de profesionales jurídicos que quisieron estar ahí y no fallar, demostrando implicación y generosidad. Con decanos que entienden el potencial colaborativo de un movimiento de ciudadania auto organizada como es la brigada. Por activistas que a título individual acudimos porque nos sentimos brigada y amigos, camaradas en el esfuerzo. Disfrutamos de la sorna y gracia de Jaime y de la emocionante claridad de Muelas. Disfrutamos gracias al esfuerzo de compañeros de Madrid que consiguieron una organización perfecta siempre atentos a cuidarnos.

Pero sobre todo fue especial por reforzar ese grupo que todavía conseguirá más éxitos. Al tiempo.

Disfruta tu también. Únete a la brigada. Seguimos cargando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada