martes, 9 de junio de 2015

AUTENTICIDAD Y SEGUIDORES FALSOS EN TUITER


Siempre he defendido que en redes sociales es importante que seas tu mismo. Esa es precisamente tu marca personal, por lo que es importante que lo que transmitas en redes sociales es autenticidad. Es muy fácil detectar comportamientos impostados o habilidades o aptitudes que dices que tienes pero que realmente no es así. También es cierto que conozco auténticos estafadores de la autenticidad. Hay personas con esa rara habilidad de aparentar lo que no se es y que son muy difíciles de descubrir. Soy una persona observadora y atenta a los detalles del comportamiento humano, pero no todo el mundo es así y muchos confían en patrones que se erigen en elementos objetivos de calidad cuando no lo son. Uno de ellos es el numero de seguidores que tienes en Tuiter. Y se repite poco que eso no significa nada, que lo que importa es la calidad de tus seguidores. En realidad hay algo mas importante que parece lo mismo pero no lo es, lo verdaderamente importante es la calidad de tu comunidad.

Uno de esos indicadores que habitualmente es tomado por los usuarios de Tuiter como un objetivador de calidad de la cuenta de otro usuario y que en muchas ocasiones define la decisión de hacerse seguidor o no, es el numero de seguidores de esa cuenta. Así si vemos una cuenta con muchos seguidores pensamos que merece la pena seguirla, porque pensamos que míles de personas no están equivocadas y que algo bueno habrá. En mi opinión es comportamiento equivocado y no lo voy a catalogar de estúpido porque en ocasiones lo he hecho, y no me voy a faltar a mi mismo. Soy idiota pero no tanto. Realmente en vez de hacer nuestro propio análisis de la cuenta, revisar su TL, ver que información aporta o sobre que tuitea, nos "fiamos" del resto de usuarios.

Esto es incorrecto no solo porque cada uno de nosotros tenemos nuestro criterio insustituible y lo que a mi me puede parecer interesante a otro no, sino porque además Tuiter promociona sugiriendo a los nuevos usuarios cuentas con muchos fologuers o de misma temática (profesión) o cercanía local. De este modo las cuentas con más usuarios se ven beneficiadas cuando se sugiere a los novatos que les sigan.

Esta mala práctica de asociar calidad ha generado negocios de venta y compra de seguidores en tuiter (también es habitual la venta de seguidores y likes en otras redes sociales como instagram). Se trata de una práctica tentadora pues por muy poco dinero puedes obtener un buen número de falsos seguidores, e incluso en alguna ocasión hay malware que parece diseñado para conseguir que contra la voluntad de los usuarios cuentas de tuiter reales se conviertan en seguidores de quienes compran.

Esta práctica afecta directamente a la autenticidad de la cuenta. Comprar seguidores solo puede expresar de quien realiza esta práctica aspectos negativos y fraudulentos. El concepto de fraude se extiende necesariamente al contenido de la misma. Si nos miente en este aspecto ¿en que no nos mentirá esa cuenta? ¿de que será capaz para poder transmitir algo que no ocurre?

Y tu que opinas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada