martes, 16 de junio de 2015

LO PRIVADO Y LO PUBLICO EN INTERNET

Lidia Zommer de Marketing 360 nos ha pedido a varios juristas con presencia digital que escribamos y hagamos aportaciones en relación a diversos aspectos relacionados con la presencia en internet y la afectación a nuestros espacios de intimidad. Recojo en esta entrada lo que he escrito al respecto.

La primera cuestión que nos plantea es la posibilidad de mantener lo personal en el ámbito privado en la era digital.

En este aspecto creo que hay dos ideas esenciales. La primera es que en el ámbito digital no tenemos una plena disposición de nuestra intimidad pues la misma es fácilmente afectada por las acciones de terceros. De este modo, independientemente de que la acción sea legal o no, o de que podamos ejercitar derechos que puedan revertir la situación, si un tercero realiza comunicaciones que afectan a nuestra intimidad (publicar imagenes u otro contenido) la misma puede verse dañada incluso sin conocimiento efectivo nuestro. Es decir, que no es suficiente con una política activa de cuidar nuestras acciones en internet sino que debemos estar atentos a las acciones de terceros

La segunda idea por tanto es la importancia de generar contenido propio, también en este campo, es decir, ser tu el principal actor en generar contenido personal como manera de poder controlar mejor el contenido personal que hay sobre ti.

La segunda cuestión planteada es sobre la conveniencia de mostrar aspectos personales. En mi opinión es conveniente siempre y cuando sea un perfil profesional individual. Creo que aportar información personal sobre ti da una dimensión que permite una mejor valoración del profesional pues permite tangibilizar a este. Naturalmente debemos ser cuidadosos con la información y materia, pudiendo no ser conveniente la relacionada con ideología política por etiquetar indebidamente. Pero en general dar información sobre nuestros hobbies, inquietudes, viajes, siempre y cuando sea dosificada es positivo. En este sentido deberemos adaptar a la red social en que estemos y recordar que queremos ser conocidos por nuestro valor profesional y no por lo que hacemos en nuestra vida no profesional.

Y esto enlaza con la tercera cuestión, la importancia de lo personal en la elección de abogado. Puedo trasladar mi experiencia de que determinados encargos profesionales lo han sido por lo que he transmitido también personalmente en redes sociales. Claro que tampoco se cuantos encargos no se me han hecho por ello. Pero una parte importante de clientes sustentan su decisión en lo que les transmites en persona en una mera entrevista, por lo que debes adecuar tu vestimenta, lenguaje no verbal, etc. Entiendo que lo mismo ocurre en internet y redes sociales y de ahí que esa tangibilización personal puede influir en la elección y desde luego te diferencia a otros perfiles planos, lo cual en general es positivo.

Por ultimo y aunque me parece pretencioso dar consejos para la gestión de este ámbito diría:

- se tu mismo. Es esencial. Si intentas transmitir lo que no eres no solo se va acabar sabiendo sino que muy probablemente en tu mensaje se detecte una distorsión que va a ser negativo.

- medita y decide que información va a aparecer sobre ti. Que parte de tu personalidad quieres mostrar.

- no olvides que la información que haya sobre ti está expuesta a todo el mundo. A tus actuales clientes y potenciales, que pueden ver mal que tengas vida propia y no estés las 24 horas trabajando en su caso.

- el 3.0 esta a la vuelta de la esquina e implica incorporar al ámbito profesional la gestión de emociones y el trasladar experiencias y en ese escenario será fundamental la dimensión personal del profesional así que es positivo que nos vayamos adaptando y practicando para escenario.


Para finalizar te dejo el enlace a la web de mirada 360 donde está el artículo con las aportaciones de los otros compañeros y reiterar las gracias a @lidiazommer por una vez más considerar que mis criterios y opiniones tienen interés

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada