miércoles, 28 de mayo de 2014

ABOGADOS QUE NO DEFIENDEN SUS DERECHOS

Ayer, martes 27, hubo una concentración convocada por la asociación libre de abogados de zaragoza contra reformas legislativas que afectan a derechos y libertades, como la reforma de la ley de seguridad ciudadana, la reforma del código penal, la reforma de la ley de justicia gratuita, la reforma del poder judicial, así como las tasas judiciales.

Hay que entender todas las reformas legislativas del gobierno en este ámbito como un conjunto, plasmación de un plan dirigido a debilitar la Justicia, que no olvidemos que es el tercer poder del Estado. El gobierno quiere una Justicia ineficiente, no independiente y sin medios. Inaccesible para los ciudadanos.

Estas reformas por tanto afectan al conjunto de los ciudadanos y en particular a los profesionales del derecho. Los profesionales del derecho somos plenamente conscientes de esto pero no tanto los ciudadanos, que no alcanzar a ver la peligrosidad de estas medidas, y los abogados y otros juristas no acabamos de comunicar a los ciudadanos dicha peligrosidad y afección a sus derechos.

Claro que como vamos a hacer esa labor cuando lo que se demuestra día a día y en días como hoy, es la indolencia de nuestro colectivo, de los abogados. Incapaces de salir a la calle a luchar contra normas como las tasas judiciales que les afectan directamente. Y no solo eso, ¿que clase de abogado es el que es incapaz de coger la bandera de la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos?

La asistencia ha sido escasa, pero el acto, como todos estos actos ha sido gratificante. Es enormemente positivo el compartir acciones con otros compañeros que sientes que son como tú: batalladores, combativos, que anteponen el sentimiento de justicia a sus intereses personales.

En un día especialmente agitado de trabajo, sin prácticamente tiempo para poder hacer todas las tareas, eun semana apretada, con montañas de trabajo pendientes, he podido sacar 15 minutos para dar la cara por la defensa de los derechos y libertades. Que ningún abogado me diga que no ha venido por que no ha podido. No ha venido porque no ha querido. Por indolentes.

Aún así, insisto, ha sido gratificante. Y el espíritu de todos los asistentes se ha visto reforzado. Hemos salido con ganas de más.

Y haremos más

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada