miércoles, 2 de abril de 2014

JUSTICIA GRATUITA Y ABOGADOS SUMISOS

Como anticipaba, toca cambio de orientación en el blog. No será el único cambio, espero. Voy a combinar entradas más personales, más de bitacora, relfexiones surgidas en el ejercicio diario, con otras de contenido estrictamente jurídico.

Hoy he acudido a una sesión - mesa redonda organizada sobre la reforma de la ley de justicia gratuita (el proyecto esta aquí) en el marco de una campaña organizada por la Confederación Estatal de Abogados Jóvenes CEAJ denominada "es tu turno, defiendelo". También ha sido rechazada por la abogacía institucional y por todo abogado que tiene conocimiento de la misma.

Estimo que en el colegio de abogados de Zaragoza habrá unos 500 adscritos al turno de oficio. No son los únicos afectados por esta reforma, pues lo son la totalidad de los abogados por las obligaciones que se imponen a los Colegios, y por extensión todos los ciudadanos que son las personas a quienes va dirigido este servicio público. El acto era organizado por el Colegio de Abogados de Zaragoza, la CEAJ y la sección del turno de oficio de Zaragoza. Los asistentes, al margen de los 3 ponentes, hemos sido 22, entre ellos el Decano, lo cual es muy de agradecer.

Solo 22 abogados se han mostrado interesados por juntarnos para hablar y pensar conjuntamente como afrontar este brutal cambio legislativo que nos afecta directamente. Solo 22.

Se podrán poner las excusas que se quieran, pero no sirve ninguna. La realidad objetiva es que solo el 4% de los directamente afectados han mostrado interés por acudir. Es imposible que la ausencia del 96% esté justificada en todos los casos.

Ayer discutía con un compañero sobre la realidad del colectivo. En mi opinión lo de hoy corrobora que se trata de un colectivo inane, indolente, perezoso, dejado. Esperando que sean otros los que le resuelvan el problema. Muy dado a criticar todo tipo de acciones pero poco dado a proponer construyendo y aportar.

Es cierto que hay muchas cosas que mejorar, que puede haber desapego con la abogacía institucional, pero hay que mirar la responsabilidad de cada uno, y la indolencia desacredita. Si nosotros mismos no somos capaces de defender nuestros derechos, como vamos a defender los derechos de los demás?

Todavía hay tiempo para actuar y cambiar esta posición. Es cierto que hay que mejorar la comunicación, y así lo he señalado en mi intervención en el turno libre, pero eso lo dejo para otro día y otra entrada. Vamos a intentar trabajar un breve resumen de que es lo malo que tiene este proyecto, y te pido tu colaboración.

Algunas de las cuestiones que extracto para dicha comunicación son las siguientes. El proyecto de reforma de la ley de justicia gratuita es infame porque:

1. Esta realizado desde una perspectiva financiera, buscando recortar gastos, olvidando el núcleo esencial de la justicia gratuita: la defensa de derechos y la tutela judicial efectiva, lo que implica que se debería de contar con los mejores medios posibles.

2. Se vincula a las tasas judiciales, las cuales generan limitación y dificultad de acceso a la justicia

3. Incrementa la penosidad del ejercicio de los profesionales sobre la que se sustenta la justicia gratuita: abogados y procuradores, incrementando las obligaciones burocráticas de los mismos.

4. Dificulta la adecuada retribución de los trabajos realizados por los profesionales sobre los que se sustenta la justicia gratuita: abogados y procuradores. Las actuales retribuciones son insuficientes y ahora además se incrementan las cargas de los profesionales. Sigue sin pagarse todo lo que se hace. Seguirán y se incrementarán los retrasos en el pago.

5. El incremento de obligaciones burocráticas supondrá trabas en el acceso a la justicia a los ciudadanos y dificultará el ejercicio de los recursos, acentuandose en aquellos ciudadanos de menor nivel cultural o con menos recursos sociales.

6. Incrementa la desigualdad, no teniendo en cuenta la situacion económica para determinados colectivos  (se les concede aunque tengan sobrados recursos) pero a la par excluyendo de la misma a muchos otros con escasos recursos (personas no integradas en unidad familiar)

¿Se te ocurren otras?

¿Se te ocurren acciones?

Cuentamelas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada