domingo, 12 de abril de 2015

PREMIOS T

He escrito en ocasiones en este blog de la problemática de las tasas judiciales y de la labor contra ellas del movimiento T más conocido como brigada tuitera por haber realizado intensas acciones en la red social Tuiter. Este fin de semana la brigada tuitera tuvo un merecido acto festivo y de confraternizacion en Madrid en una gala de entrega de los denominados premios T. Creo que lo más importante de este tipo de eventos es la reunión de personas, ponerse cara y confraternizar. Son actos que generan cohesión y ayudan a ser más efectivos así como refuerzan los grupos. Y siempre es bueno una fiesta. Recuerdo con gran agrado la noche anti tasas de la que ya hable aquí. Nos dio fuerza y cohesión para seguir adelante y al final obtuvimos una victoria parcial con la supresión de tasas judiciales para las personas físicas.

Dicho lo anterior los premios como hacer listas de personas son peligrosos, porque siempre corres el riesgo de dejarte a alguien por mencionar. De hecho es lo que suele ocurrir. Así que en esta entrada quiero hacer mis agradecimientos personales, los míos, como complemento a dichos premios T, y asumo el riesgo de dejarme gente cosa que haré con toda seguridad y pido disculpas anticipadas por ello. Son insisto desde mi vivencia personal. Cada uno podrá hacer los suyos y yo desde luego no estaré en la de muchos.



Creo sinceramente que no estaríamos aquí sin Verónica y Pepe. Verónica del Carpio y José Muelas han contagiado su energía, obstinación, fortaleza a todo el grupo. Teniendoles a ellos era imposible pensar que el objetivo no iba a poder conseguirse. No se nos podía pasar por la cabeza. Han liderado sin liderar, sin querer ser líderes ni protagonistas.

No considero procedente hacer más menciones personales a todos los que han vestido la T, por no correr el riesgo de dejarme a nadie. Pero mis agradecimientos van en primer lugar a todos los que se embarcaron en la consecución de aquel primer trending topic en el aniversario de la ley de tasas. A todos con los que nos hemos organizado a través de Whatsapp en ese grupo en el que intentábamos coordinar todo el territorio español que ha dado para momentos serios y sobre todo muchas risas siguiendo ese principio de las acciones de enjambre que resalta que tiene que ser divertido, muchos de los cuales estuvieron en la entrega de los premios T. También mencionar al grupo organizado en Zaragoza que también fruto de una chanza acabo denominado como "La brigada dirriti". Debo agradecerles dejarse engatusar, su predisposición al trabajo y sobre todo su afición al juepincho, otro momento de cohesión. Agradecer la adopcion por la animosa y voluntariosa brigada de Huelva y naturalmente todos y cada uno de los que visten la t. En particular esa loca panda de cordepinyol en Barcelona con la que disfrute de una sesión en Madrid en la que aprendí y me divertí por igual. Como digo estoy seguro que todos os encuadráis en uno u otro sitio y que no hace falta mencionar a nadie pues todos los esfuerzos sean mayores o menores son loables en esta lucha. El éxito de las acciones de enjambre radica en la impersonalidad, en la ausencia de protagonismos, en la suma de individuos y por tanto en el colectivo.

Pero si quiero destacar todos aquellos no jurídicos que tanto han ayudado, sobre todo periodistas y medios de comunicación. Ayer se llevo el premio quien en mi opinión menos se lo merecía, pues si biene es cierto la importancia de la televisión y programas como Más Vale Tarde de la Sexta mucho antes, cuando empezamos y éramos pequeñitos y con mucho ánimo y esfuerzo pero poca voz, hubo periodistas de raza que apostaron por difundir el problema de las tasas judiciales. Dos de ellos estaban ayer nominados Beatriz Velasco y Luisja Sánchez y quiero agradecerles personalmente el haber estado desde el principio. Para mi es más valioso quien esta desde el primer momento y cuando eres algo poco relevante en términos periodísticos. Como ellos otros como Angel Calleja o comunicadors como Fanetin. Me dejo seguro a esos otros periodistas de raza que llevan en su ADN lo que los integrantes de T. Entrar a nombrar asociaciones de todo tipo sería peligroso pues me dejaría alguna seguro, han sido tantas las que han ayudado o han terminado poniéndose la T.

Por ultimo y no los menos importantes, todos los que acudieron a la entrega de dichos premios T, por demostrar con su esfuerzo su implicación y ganas de juntarse. En especial a aquellos que vistiendo y no vistiendo la T nos han apoyado y que quisieron hacerlo una vez más con su presencia, sobre todo a los tres decanos, Pepe ya mencionado, Sonia decana de Madrid y Carmelo de Cáceres.

Me hubiera gustado estar allí y si no estuve fue por circunstancias personales que me lo impidieron, algunas de las cuales saben unos pocos. Fuera de esta necesaria o innecesaria explicación, espero que como parece fuera una gran fiesta que haya recargado las pilas, pues la lucha continúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada