martes, 29 de julio de 2014

VALORACION DEL ENCUENTRO "HACIA UNA NUEVA ABOGACIA"

La semana pasada tuve el placer de tener el doble carácter de profesor y alumno en el encuentro sobre Nueva Abogacía en la sede de la UNIA en la Rábida. Debo primeramente agradecer la labor organizadora de Felipe Garoña, abogado y a pesar de ello amigo, que ha conseguido crear un curso de gran nivel e interés. De gran nivel pues los ponentes lo son de gran altura, desde el presidente del Consejo General de la Abogacía Carlos Carnicer, pasando por Decanos como José Muelas, Pere Huguet o Javier Lara a abogados comprometidos como Verónica del Carpio. Enuncio solo algunos de los ponentes pues la totalidad estuvieron a gran nivel. Señalo también el interés del encuentro pues la materia es de necesaria reflexión en al actualidad: la "nueva abogacía". La pluralidad de ponentes y de materias a tratar permitió cubrir el amplio espectro de materias, enfoques y matices. Los alumnos manifestaron salir muy enriquecidos pudiendo destacar también su interés y continua participación. 

En ella pude desarrollar una ponencia sobre las nuevas formas de ejercer la abogacía que a pesar de mis inquietudes sobre como sería aceptada y si sería entendida, sobre todo por ser bastante rupturista tanto en las ideas como en la presentación y forma de comunicación puedo decir que fue un rotundo éxito, aunque está mal que yo lo diga.



Creo que este tipo de espacios son muy importantes para poder hacer una reflexión compartida. Fue uno de los aspectos más valorados del encuentro, el clima de reflexión colectiva y me agradó sobremanera compartir espacio y días con personas y abogados dispuestos a realizar esa reflexión colectiva y constructiva.

También recojo el feedback positivo de los alumnos que no son abogados que me manifestaron tanto en relación a mi ponencia como al conjunto del encuentro que les había sido muy útil, en algunos casos para decidir que sí que quieren ser abogado al sentirse orientados en el proceso y motivados por conocer lo que supone ser abogado.

Me gustaría que el encuentro se repitiera en sucesivas ocasiones. También que con este formato u otro, se pudieran generar esos espacios de reflexión en Colegios Profesionales o centros de enseñanza, pues creo que en estos especiales y duros momentos para el sector de los abogados, se trataría de acciones muy positivas para todos ellos.

Por último destacar que la ubicación de la Rábida es espléndida con un gran ambiente entre profesores y alumnos independientemente del curso que realizan facilitando la comunicación y la conexión entre los mismos.

Como colofón, algunos de los asistentes pusimos la primera piedra de un proyecto que seguro que dará mucho que hablar y que generará acciones de interés para todo el colectivo y de indudable beneficio: la constitución de la asociación de abogados extranjeristas. De ello hablaré en otra entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada