domingo, 10 de noviembre de 2013

20 N LAS TASAS JUDICIALES

Hay dos mareas ciudadanas que se dejan notar con diferencia: la verde (Educación) y la blanca (Sanidad). Ambas están relacionadas con dos derechos fundamentales y es difícil que no encontremos un enganche con las mismas. Si tienes hijos, o si tienes nietos, o si tienes sobrinos o algún familiar, o sin siquiera tener hijos eres consciente de la importancia de la educación para el desarrollo del país. Parecido podemos decir de la Sanidad, tarde o temprano has de pasar por un médico o tienes la mala suerte de que alguien cercano tenga una enfermedad grave. Ambas mareas no han de hacer un especial esfuerzo en comunicar con la ciudadanía para encontrar simpatizantes en sus protestas. No hace falta leerse la LOMCE si ves que la comunidad educativa se muestra mayoritariamente en contra. Qué decir de esas continuas movilizaciones a la que acuden rieteradamente colectivos que identificamos como privilegiados como los médicos.

Ay la Justicia. La Justicia es más importante que esos derechos, pues es la misma garantía de los mismos. Sin administración de Justicia no hay derechos. Y sufriendo como sufre un ataque brutal por parte del actual ministro sin embargo la ciudadanía nada conoce al respecto o si conoce parece no importarle.

Hay que tener en cuenta que la administración de Justicia ha estado de por sí siempre poco valorada, y en mi opinión con bastante criterio, por lo que es difícil que algunos ciudadanos piensen que la cosa va a peor. Y que a diferencia de lo que he señalado más arriba, un ciudadano no preve siquiera hipóteticamente el tener que pasar por la misma. No es algo que entre dentro de su escenario previsible, por lo que poco le preocupa. Le preocupa sí cuando ha de acudir a ella, cuando como expreso en esta entrada pone una demanda laboral y le señalan el juicio para dentro de un año. Pero aparte de aquel que obligatoriamente acude a ella (pocos demandan o acuden a la misma por gusto) y tiene algo pendiente, es difícil que el ciudadano se preocupe por como se presta. Y más en estos momentos en que el ciudadano suele estar abrumado de preocupaciones y por tanto tiene su propia escala de prioridades. Si además el ministro Gallardón hábilmente miente y tacha las protestas como corporativistas, peor lo tenemos.

En este escenario era importante:


  • haber mantenido un calendario escalonado y sostenido de reivindicaciones
  • haber unido y apoyado otras protestas de otros profesionales relacionados con la justicia como jueces, secretarios judiciales, etc.
  • haber realizado un esfuerzo comunicativo de como la situación actual perjudica y perjudicará a los ciudadanos; traduciendo lo que los profesionales sabemos, a un lenguaje comprensible para el ciudadano
  • que la abogacía hubiera estado involucrada en esas otras mareas, apoyando y ayudando a las mismas, informando de las posibilidades de hacer valer sus justas reivindicaciones allá donde hay que hacerlas valer: en los Tribunales
  • huir de actos clásicos de protesta: concentraciones, etc. y buscar nuevas vías de trasladar la misma sin perjudicar a los ciudadanos.


Nada de eso se ha hecho. Salvo excepciones de unos pocos Colegios que han mantenido día tras día una visibilización de la disconformidad con las tasas judiciales. Ahora, a pocos días vista, se convocan unas concentraciones en protesta contra las tasas judiciales. Llevamos meses callados, sin sintonizar con la sociedad, sin comunicar con la misma, sin buscar su engarce, sin ofrecer apoyo. Y en cuatro días queremos hacer todo ese trabajo? Que apoyo social vamos a tener en una concentración de estas características cuando el porcentaje de abogados que acudieron el año pasado fue reducido?

Que hacemos con una protesta en la que solo haya juristas? reforzar el discurso del ministro de que son protestas corporativas.

A pesar de todo, iré a esas concentraciones, porque entiendo que es mi obligación en la lucha contra las tasas injustas como ya se pronunció la Audiencia Nacional. Pero no nos engañemos, no se trata de que llevemos un año sin sintonizar con la sociedad. Llevamos décadas.

Aun así hay compañeros que demuestran una gran calidad personal con un compromiso en la lucha contra las tasas judiciales y otras medidas que afectan a la Administración de Justicia pensando en una mejor Justicia para los ciudadanos. Y todos ellos estarán allí.

Puedes complementar esta visión con otras entradas de otros blogs en relación a las protestas contra las tasas judiciales

En el blog de Raúl Gámez

En el blog de Verónica del Carpio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada